| 10/8/2009 12:00:00 AM

Nuevos reclamos de desempleo en EE.UU., los menores desde enero

El número de trabajadores en Estados Unidos que presentaron por primera vez reclamos de beneficios por seguro de desempleo bajó la semana pasada a su menor nivel desde enero.

Fue el cuarto retroceso de solicitudes nuevas en cinco semanas, indicio de que el mercado laboral ha comenzado a mejorar lentamente, aunque el desempleo seguirá aumentado hasta bien entrado el próximo año.

El Departamento del Trabajo dijo el jueves que los nuevos reclamos bajaron la semana pasada a 521.000, de 554.000. Los economistas de Wall Street había pronosticado 540.000, según un sondeo de la firma Thomson Reuters.

El promedio de cuatro semanas, que elimina las fluctuaciones, cayó a 539.750, la cifra más baja desde el 17 de enero.

El total anunciado el jueves fue el segundo más bajo en lo que va de año. Los reclamos han descendido paulatinamente desde el segundo trimestre, pero siguen siendo muy superiores a los 325.000 que los economistas consideran consecuente con una economía sana.

El número de personas que siguen reclamando beneficios bajó en 72.000 a 6,04 millones. Los analistas creen que los reclamos continuados subirán levemente.

Cuando son incluidos los programas federales de emergencia, el número total de personas que reciben beneficios por seguro de desempleo descendió en unos 90.000 a 8,9 millones en la semana que concluyó el 19 de septiembre.

El Congreso agregó otras o 53 semanas de beneficios a las 26 semanas que suelen conceder los estados y considera sumar ahora 13 semanas más.

El desempleo subió en septiembre al 9,8% del 9,7% en agosto, dijo la semana pasada el departamento, al reducir la patronal 263.000 puestos de trabajo. La recesión ha eliminado 7,2 millones de puestos de trabajo en Estados Unidos hasta ahora.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?