| 10/19/2010 6:10:00 PM

Nuevo presidente de Almagrán y Almacenar

El Ingeniero Industrial Robinson Vásquez Escobar ha sido designado como Presidente de Almagrán y Almacenar, compañías líderes del sector logístico del país, ambas sociedades del Grupo Empresarial Invernac & Cia S.C.A.

Bogotá.- Robinson Vásquez, quien se desempeñaba como Vicepresidente de Logística y Tecnología, es Ingeniero Industrial de la Facultad de Minas de la Universidad Nacional (Seccional Medellin), con estudios de Alta Dirección en Logística, Operaciones y Gerencia de Redes de Abastecimiento en la Universidad de los Andes y en la Universidad de San Andrés (Buenos Aires).

Vinculado a la empresa desde el año 1998, ha adquirido una amplia experiencia en el diseño e implementación de modelos logísticos, gestión de capacidades y gerencia de redes de abastecimiento, gestión por procesos, dirección de proyectos y desarrollo de equipos de alto desempeño.

Como líder del grupo logístico más grande del país, Almagrán y Almacenar, el Sr. Vásquez tendrá el reto de mantener no sólo la excelencia operacional y la calidad que los ha caracterizado por más de 60 años en el mercado, sino también será el responsable de dirigir las Compañías en su propósito de consolidarse como operadores especializados en el desarrollo de soluciones innovadoras e inteligentes en Colombia y el exterior, de manera rentable y eficiente.

De esta forma el Grupo Empresarial Invernac & Cia S.C.A consolida su estrategia de conquista del mercado logístico en la Región Andina, a través de sus Compañías Almagrán y Almacenar

Almagrán y Almacenar son compañías líderes en servicios logísticos integrales, con ventas acumuladas a septiembre del 2010 superiores a los 153 mil millones de pesos y con más de 3.500 colaboradores que operan sus tres líneas de negocio: Logística, Comercio Internacional y Gestión Documental.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?