| 2/6/2009 12:00:00 AM

Nuevo laboratorio de biotecnología para cacaocultores

Bogotá.- Un paso más en la labor investigativa que realiza la Federación Nacional de Cacaoteros (Fedecacao) – Fondo Nacional del Cacao, se dio con la puesta en marcha del laboratorio de biotecnología que funciona en el municipio de San Vicente de Chucurí (Santander), pero cuyos resultados se irradian para todo el país cacaotero.

El laboratorio es un instrumento de apoyo al departamento de investigación de la Federación Nacional de Cacaoteros y surge para dar respuesta a necesidades del sector, haciendo un uso eficiente de nuestros recursos y con una relación amigable con el ambiente.

Se encuentra dirigido por el Ingeniero Biotecnólogo Darwin Martínez que cuenta con la capacidad de investigar, diseñar, operar, adaptar y realizar escalamiento de procesos Biotecnológicos, (en especial células vegetales y microbianas) orientados a la solución de problemas relacionados con los sectores: agrícola, ambiental y alimentario.

Inicialmente el laboratorio se encuentra enfocado hacia la sanidad vegetal lo que contempla cualquier tipo de metodología que involucre aislamiento e identificación de microorganismos que causan enfermedades en plantas.

Sin embargo a un futuro próximo podrá conjugar los principios científicos y técnicos de la biología, la física y la química con la ingeniería, para la utilización de los agentes biológicos (en especial la célula microbiana y vegetal) o sus componentes y su mejoramiento genético en bioprocesos, desde el punto de vista de la Ingeniería de los procesos de producción y el escalamiento para obtener bienes y servicios en sectores como el agropecuario, ambiental y de alimentos.

Mientras tanto, se realiza investigación básica como estudios y análisis del comportamiento bajo condiciones controladas de Moniliophthora roreri y otros fitopatógenos de interés, al igual que diferentes pruebas para el control biológico para combatir o inhibir el crecimiento y la esporulación de M. roreri.

Aunque el propósito del laboratorio es servir a la labor investigativa de la Federación, si algún afiliado requiere los servicios para un análisis determinado, puede acudir al técnico del gremio quien lleva la muestra y posteriormente entrega los resultados.

Los tiempos requeridos para desarrollar procesos en el laboratorio dependen directamente del protocolo o la metodología a realizar. Por ejemplo, un Aislamiento de Fitopatógeno (M. roreri): puede llegar a tardar de 8 a 10 días dependiendo del comportamiento del microorganismo, mientras que un proceso de identificación morfológica de un Fitopatógeno puede realizarse en 15 días.

Sin embargo hay procesos mas complejos que se pueden llegar a desarrollar en un futuro cercano, como el aislamiento del ADN de M. roreri y la propagación in vitro de cacao que pueden llegar a durar entre 1 y 2 meses.

Para todo esto se cuenta, actualmente, con 1 ingeniero agrónomo, 1 fitopatólogo, 1 ingeniero biotecnólogo y 4 tecnólogos auxiliares de investigación, adscritos al Fondo Nacional del Cacao, los cuales se encuentran al servicio del departamento de investigación.

Así mismo, en un futuro próximo se podrán establecer alianzas y convenios que reflejen investigaciones conjuntas en pro del desarrollo de la investigación y la cacaocultura colombiana. De hecho, ya se están adelantando algunas pruebas de laboratorio con universidades del país, como la Industrial de Santander y la Nacional, por medio de pasantías para tesis de grado profesional y Magíster.

El laboratorio de investigación se encuentra en el tercer piso de la Unidad Técnica de San Vicente de Chucurí, donde se cuenta además con un salón de conferencias, así como con la granja Villa Mónica, donde se ubica el Centro Nacional de Capacitación la cual tiene un área aproximada de 5 hectáreas para adelantar algunas investigaciones a nivel de campo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?