| 9/3/2007 12:00:00 AM

Nueva York inicia campaña para atraer turistas

Los defensores de la industria turística recomiendan que Estados Unidos se esfuerce más para cultivar y mantener una industria que le significó al país un ingreso de 107.900 millones de dólares en el 2006, lo que la convirtió en una de las principales fuentes de ingresos externos.

Nueva York.- Mara Haensel, quien vive en Barcelona, eligió pasar sus vacaciones en Nueva York y desde ese momento se preparó cuidadosamente para evitar caer en problemas relacionados con la seguridad, reforzada tras los atentados terroristas de hace casi seis años.

Llegó al aeropuerto cercano a su casa con tres horas de anticipación, en el caso de que algún funcionario de seguridad decidiese someterla a un interrogatorio.

Minuciosamente apuntó la dirección donde iba a alojarse. Su amiga le había advertido que si no tenía la dirección exacta, los funcionarios de inmigración podrían repatriarla sin miramientos.

"Desde el 11 de septiembre, todos están temerosos" de caer en problemas cuando viajan a Estados Unidos, señaló Haensel después de recoger su equipaje en el aeropuerto internacional John F. Kennedy. "Pero todo resultó bien al final", agregó.

Sin embargo, los funcionarios de turismo de Nueva York y los negociantes de todo el país que trabajan con viajeros están adoptando varias medidas para combatir esa percepción entre los turistas extranjeros, de que Estados Unidos no es un destino hospitalario.

Han trazado una nueva campaña de mercadeo y realizan un esfuerzo nacional de cabildeo para atraer a aquellos extranjeros que podrían escoger otro destino para pasar sus vacaciones.

El año pasado el ingreso de divisas por concepto del turismo fue el mayor de la historia, según el Departamento de Comercio.

Pero el grupo especializado Discover America Partnership advierte que el número de viajeros está aumentando en todo el mundo, mientras que la cifra de visitantes de otros países que no sea Canadá y México ha decrecido en un 17% entre el 2000 y el 2006. Afirman que el descenso se debe en parte a las dificultades que perciben los viajeros a Estados Unidos desde los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001.


Como respuesta a esa preocupación, la ciudad de Nueva York inició su propio esfuerzo de mercadeo el miércoles pasado. La ciudad es uno de los pocos centros urbanos en Estados Unidos que no ha visto reducir el número de visitantes extranjeros entre el 2000 y el 2006. Y las autoridades desean asegurarse que Nueva York mantenga su liderazgo.

Los visitantes que lleguen al aeropuerto Kennedy serán recibidos por grandes carteles de bienvenida y personal vestido de saco rojo que ofrezca información, mapas y consejos claves para su visita a la ciudad. Se han colocado carteles dirigidos a los turistas a fin de que si tienen alguna consulta se la hagan a los neoyorquinos, "sólo pregunte a los vecinos".

El alcalde Michael Bloomberg dijo que la campaña tiene por objeto contrarrestar cualquier impresión negativa de primer momento.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?