| 11/26/2009 12:20:00 PM

Nissan y Sumitomo iniciarán el negocio para las baterías de los autos eléctricos

Nissan Motor Co., Ltd., y Sumitomo Corporation anunciaron su plan conjunto para comenzar la operación de un esquema de negocios para reutilizar, revender, refabricar y reciclar (4R) las baterías de iones de litio que anteriormente hayan sido usadas en automóviles eléctricos, dándoles así una segunda vida como métodos para el almacenamiento de energía.

 Japón – El modelo de negocios 4R definido por las dos compañías fue diseñado para capitalizar en el suministro de baterías de iones de litio reutilizables conforme los vehículos eléctricos masifiquen su distribución en los próximos años. Hoy en día, no hay grandas cantidades de baterías reutilizables de segunda vida, pero para 2020, en Japón se espera que la demanda alcance el equivalente a 50,000 vehículos eléctricos por año como mínimo, de la mano del incremento en la demanda por nuevas soluciones de almacenamiento de energía.

"Reconocemos la responsabilidad de Nissan como la primera compañía en el mundo en comprometerse a desarrollar movilidad cero emisiones accesible”, comentó Toshiyuki Shiga, Director General Operativo de Nissan. “Los consumidores están emocionados con la promesa de los autos eléctricos, pero también quieren certidumbre de que las baterías de iones de litio puedas ser reutilizadas y recicladas. De hecho, nuestras baterías no son sólo reutilizables, sino que también contribuyen como una solución para el almacenamiento de energía. Nos complace haber encontrado en Sumitomo a un socio de negocios”.

Nissan se ha comprometido en introducir vehículos eléctricos al mercado masivo para el año 2012. Mientras los consumidores elijan vehículos de cero emisiones, se espera que la demanda por baterías de segunda vida aumente de manera proporcional. Aún tras su uso en un auto eléctrico, las baterías de iones de litio de Nissan retendrán de 70 a 80% de su capacidad y podrán reutilizarse y revenderse a varias industrias como una alternativa de almacenamiento de energía.

“Como una empresa que maneja iniciativas de recursos naturales y materia prima para baterías, hasta el desarrollo de la infraestructura para vehículos eléctricos, nos complace anunciar nuestra labor con Nissan para crear un mercado para las baterías de segunda vida”, dijo Kazuo Ohmori, Vicepresidente Corporativo de Sumitomo Corporation. “En los años venideros, nuestro compromiso social es contribuir a la sustancial reducción del dióxido de carbono (CO2). Creo que esta nueva empresa nos ayudará a alcanzar nuestros objetivos”.

Este negocio de 4R para las baterías es un importante logro para ambas compañías: Para Nissan, permitirá lograr altos valores residuales para sus baterías y soportará el continuo compromiso de la empresa por reducir el impacto ambiental de los automóviles. Para Sumitomo, las baterías de segunda vida aumentarán el valor de sus otros negocios, tales como proveeduría de materias primas, arrendamiento automotor, logística y reciclaje.

El anuncio comprometió a Nissan y Sumitomo a establecer un marco de trabajo para la nueva entidad que comenzaría a operar a finales de 2010 en Japón y Estados Unidos. En Europa, Nissan explorará el negocio de 4R de la mano de Renault, su socio de alianza. Un equipo de especialistas trabajará en los detalles previos a la consolidación de la nueva entidad, tales como estructura de accionistas, inversiones de capital, estructura del negocio y otras cuestiones operativas del proyecto.

Los pilares 4R para el negocio de las baterías de segunda vida son:

· Reutilizar (reuse): Iniciar la segunda vida de las baterías que aún conserven el 70-80% de su capacidad;
· Revender (resell): Revender las baterías para diversos usos;
· Refabricar (refabricate): Desensamblar el paquete de baterías y luego hacer nuevos paquetes para adaptarse a las necesidades del cliente; y
· Reciclar (recycle): Implementar reciclaje para el final de la vida útil de las baterías y aprovechar la materia prima.

Las baterías de segunda vida representan una viable alternativa al sector de la energía renovable, permitiendo almacenar la energía generada para un uso futuro. Tal empleo ecológico de estas baterías, junto con la diseminación de los autos de cero emisiones, permitiría reducir aún más las emisiones de CO2.

A partir de 2020, las baterías de segunda vida podrían tener una gran demanda para las siguientes aplicaciones:

- Almacenamiento de energía junto con paneles solares fotovoltaicos para uso residencia e industrial;
- Unidades de respaldo de energía sin interrupción (UPS);
- Nivelación de carga para la red energética establecida, así como para la energía proveniente de fuentes solares o eólicas.

En conjunción con NEC Corporation, Nissan estableció la compañía Automotive Energy Supply Corporation (AESC) para la producción masiva de baterías de iones de litio de alto desempeño. Una vez puesto en marcha el esquema de negocios 4R, Nissan estará plenamente involucrado en la totalidad de la cadena de valor de las baterías, que son el ingrediente más importante y costoso de los autos eléctricos con cero emisiones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?