| 5/12/2009 12:00:00 AM

Nissan anota pérdida anual y espera más, busca ahorrar efectivo

(TOKIO) La automotriz japonesa Nissan Motor Co perdió US$2.400 millones de en el cuarto trimestre, en medio de un derrumbe global de las ventas de autos, y pronosticó más pérdidas para este año, mientras intenta ahorrar efectivo al suspender lanzamientos y planes de expansión.

Nissan, la tercera mayor automotriz de Japón, necesita ofrecer autos nuevos para competir con sus rivales Toyota Motor Corp y Honda Motor Co, pero una profunda caída en las ventas y las grandes pérdidas la han forzado a postergar proyectos de fabricación y modelos nuevos.

Carlos Ghosn, presidente ejecutivo de Nissan y de la francesa Renault SA, dijo que habían signos de mejor acceso al crédito y un retorno gradual de la confianza del consumidor, pero que éste sería otro año duro.

"Terminar el 2008 (fiscal) con resultados mejores a lo esperado es bueno, pero los números absolutos muestran que aún tenemos desafíos significativos ante nosotros", dijo Ghosn en una conferencia de prensa.

Añadió que el objetivo principal era volver a tener un flujo de efectivo libre positivo y una ganancia operacional.

Ghosn, que reportó su primera pérdida anual en los casi ocho años que lleva en la presidencia ejecutiva de Nissan, luego dijo a Reuters que no renunciará hasta que la firma vuelva a estar disfrutando de ganancias.

"Si me fuera ahora, no me estaría yendo, estaría desertando", dijo en una entrevista.

Ghosn predijo que Nissan volverá a tener ganancias en el 2010/11 si las condiciones externas permanecen iguales.

Enfatizó que Nissan y Renault están enfocadas en mejorar su alianza más que en buscar oportunidades en un sector estadounidense golpeado por una depresión económica que llevó a Chrysler a la bancarrota.

Nissan anotó una pérdida operacional entre enero y marzo de 230.400 millones de yenes (US$2.400 millones ), frente a una ganancia de 212.000 millones de yenes en el mismo período del año anterior.

Los analistas, en promedio, preveían una pérdida peor, de 270.000 millones de yenes.

El fabricante del sedán Altima y el deportivo utilitario Murano registró una pérdida neta de 276.900 millones de yenes en su cuarto trimestre fiscal, frente a una ganancia de 138.000 millones de yenes en el mismo período del año anterior.

Para el próximo año que terminará en marzo del 2010, Nissan vaticina una pérdida operacional de 100.000 millones de yenes, mientras que los analistas, en promedio, esperan 239.000 millones de yenes.

La firma además anticipó que la pérdida neta del año fiscal en curso será de 170.000 millones de yenes.

 

 

(REUTERS)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?