| 10/6/2010 9:15:00 AM

Niños hispanos reciben menos ayuda alimentaria que otros en E.U

Al recibir menos cupones de comida, las familias hispanas de bajos ingresos tienen un mayor riesgo de desnutrición que otros grupos demográficos, dijo el martes un grupo de estudio de políticas públicas.

Nueva York.- "Los niños de las familias hispanas atendidas por Alimentando a Estados Unidos", una red nacional de comedores y centros de comida de asistencia, "recibieron menos apoyo de la red federal de nutrición en comparación con los niños negros y blancos" en el 2009, señaló el Urban Institute, una organización con sede en Washington.

El acceso de los hispanos al Programa de Asistencia en Nutrición Suplementaria (SNAP, por sus siglas en inglés), como hoy se conoce a las estampillas de comida, está reducido en parte por las limitaciones legales que tienen ciertos grupos de inmigrantes, señaló el grupo al presentar dos estudios sobre asistencia alimentaria a niños hispanos de bajos ingresos en Estados Unidos.

"Los niños hispanos se benefician de los programas escolares de comida con más o menos la misma frecuencia que los niños negros y blancos, y la recepción de otro tipo de asistencia nutricional es relativamente alta", señala el informe. "Aún así, la baja recepción de SNAP entre las familias hispanas reduce la cantidad total de asistencia alimentaria que reciben".

Parte del bajo acceso de los hispanos a las estampillas de comida, consideradas una pieza clave de la asistencia federal, se debe también a una serie de mitos sobre quién puede o no acceder a la ayuda. Algunos inmigrantes ni siquiera intentan solicitarla, y otros temen que el programa afecte su permanencia en Estados Unidos, señalaron expertos durante una conferencia transmitida por internet en la que se presentaron los estudios.

A la hora de llegarle a la población hispana, hay que tomar en cuenta la diversidad, aseguró Carlos Rodríguez del Banco de Comida de Nueva York.

"Venimos de 23 países distintos", dijo. "Mi estrategia en Washington Heights no será igual que mi estrategia en Jackson Heights, Queens. Tienes que saber reconocer eso para poder involucrar con éxito a la población".

De acuerdo con los datos del Urban Institute, uno de cada 5 niños en el 2009 se encontraban en familias que recibían ayuda de Alimentando a Estados Unidos. Además, la mayoría de las familias que reciben asistencia sufren de "inseguridad alimentaria" —el no saber cómo o cuándo consumirán su próxima comida_, y más niños hispanos y negros usan estos servicios que los blancos, lo que "refleja sus porcentajes más altos de pobreza y pobreza extrema".

"Ultimadamente las familias necesitan buenos trabajos para cambiar este panorama", señaló Sheila Zedlewski, co-autora del estudio."Pero sabemos que el desempleo es probable que se mantenga alto por algún tiempo; en consecuencia, los índices de pobreza aumentarán y la inseguridad alimenticia y la demanda de asistencia también se incrementarán".

Los reportes presentados por el Urban Institute el martes estuvieron basados en la encuesta Hunger in America del 2010, para la que se entrevistó a 61.000 personas atendidas por la red Alimentando a Estados Unidos.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?