| 6/20/2011 3:40:00 PM

Niña de 9 años donó a Colombia Humanitaria el dinero que recolectó en su primera comunión

“Es la primera vez que tenemos el testimonio de una niña de 9 años quien, por su voluntad, se acerca y toca la puerta de Colombia humanitaria y dice: tengo esta plata, quiero hacer esta entrega.”, dijo María Clemencia Rodríguez de Santos al recibir la donación.

Bogotá - Sofía Ambrosio López, una niña bogotana de 9 años de edad, entregó $500.000 pesos en efectivo a la esposa del Presidente de la República para ayudar a los damnificados por la temporada de lluvias.

 

Ella les pidió a los invitados a su primera comunión que no le llevaran ropa ni juguetes de regalo sino dinero para ayudar a los afectados por la emergencia invernal.

“Mi papá me contaba que había muchos damnificados y que tocaba ayudarlos. Entonces quise con mis papás donar esa plata que me dieron en mi primera comunión”, expresó Sofía.

 

Sofía llegó a la Casa de Nariño este lunes para hacer entrega de la donación, en el Salón Esmeralda, el mismo lugar donde han realizado sus aportes miembros de la comunidad internacional, empresarios, integrantes de las Fuerzas Armadas y funcionarios públicos.

“Creo que esto tiene un simbolismo muy importante. Primero, es una niña de 9 años, una niña que a esa edad piensa en su primera comunión, y eso le significa regalos, pero ella no pensó en regalos, pensó en todos esos compatriotas que estaban sufriendo por la ola invernal. Entonces creo que es un acto de generosidad gigante de una niña de nueve años”, sostuvo Doña María Clemencia.

 

El dinero será consignado en la cuenta bancaria de Colombia Humanitaria para destinarlo a ayudar a las víctimas que ha dejado la temporada de lluvias causada por el Fenómeno de la Niña en Colombia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?