| 3/28/2011 6:00:00 PM

Nickelodeon impulsa una campaña para combatir el acoso digital de los niños

El canal de televisión infantil y juvenil Nickelodeon inició hoy una campaña contra el acoso digital dirigida a los niños de Estados Unidos, en la que les ofrece consejos para navegar por la red de forma segura.

Nueva York - "Los niños usan cada día las nuevas tecnologías y queremos darles información para que sus experiencias en la red sean divertidas y sanas", dijo hoy en un comunicado la responsable de relaciones públicas de la cadena, Marva Smalls.

Para ello, la compañía ha habilitado una página web interactiva y ha creado anuncios en televisión e internet en los que recomiendan no dar información personal a desconocidos, no contestar mensajes hostiles o pedir consejo a un adulto en el caso de que detecten alguna conducta extraña, entre otras propuestas.

En los anuncios, que se emiten desde hoy en ese canal, participan algunas jóvenes estrellas vinculadas a esta compañía neoyorquina, como Miranda Cosgrove y Nathan Kress de la serie "iCarly", Ashley Argota de "True Jackson, VP" y Gage Golightly de "The Troop".

Nickelodeon, responsable de series tan exitosas como "Bob Esponja" o "Dora la exploradora", colabora en esta campaña con la organización sin ánimo de lucro Common Sense Media, que aconseja a los padres sobre el acceso a la tecnología de sus hijos.

Existe una creciente preocupación por este asunto después de los suicidios en Estados Unidos de varios adolescentes que fueron víctimas de acoso cibernético.

Incluso el presidente de EE.UU., Barack Obama, dio una conferencia de prensa este mes sobre el acoso escolar, en la que pidió un "frente unido de todos los sectores de la sociedad civil" para combatirlo.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?