| 6/14/2007 12:00:00 AM

Nicaragua dice que FMI no acepta sus metas sociales

El presidente del Banco Central de Nicaragua, Antenor Rosales, aseguró que el Fondo Monetario Internacional (FMI) no acepta las metas sociales contenidas en el plan económico del gobierno, por lo cual su viaje a Washington tiene como objetivo cambiar la percepción del organismo financiero.

MANAGUA_"Eso lo dijo el FMI", afirmó el jueves Rosales ante periodistas en referencia a una comunicación que recibió del organismo hace dos días.

Sin embargo, el presidente del Banco Central aclaró que el programa gubernamental será impulsado "con o sin negociación con el FMI" aunque no detalló cuales son las metas sociales del gobierno sandinista del presidente Daniel Ortega.

También anunció que ha ordenado a sus técnicos ajustar las reservas internacionales a los requerimientos del Fondo para que éstas sean menor al 2,1% de la base monetaria circulante.

Rosales informó que el gobierno también está dispuesto a reducir a un 16,25% la tasa de encaje legal que en junio del año pasado había sido elevada al 19,25%, como una medida compensatoria para neutralizar expansiones de liquidez, proteger las reservas internacionales, atenuar la inflación provocada por los elevados precios de los hidrocarburos y revertir expectativas de inflación.

El viaje de Rosales fue precedido de un reunión en la víspera con miembros de la Cámara de Comercio Americana Nicaragüense (Amchan).

El presidente Amcham, el banquero César Zamora, dijo luego de la reunión que Nicaragua "debe tener un acuerdo con el FMI, para que la futura inversión privada sea viable", pero advirtió que el organismo "debe tener más apertura".

Zamora aplaudió la reducción del encaje legal porque permitirá a los bancos colocar más dinero a disposición del público.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?