| 5/9/2012 10:43:00 AM

Negociación sobre eficiencia energética en la Unión Europea avanza lentamente

Las negociaciones para lograr un acuerdo en torno al proyecto para establecer en la Unión Europea unas normas que fomenten la eficiencia energética avanzan, pero a paso lento, lo que podría impedir su aprobación antes de julio.

Bruselas - Las posiciones de las tres instituciones europeas -la Comisión, el Parlamento y el Consejo Europeo- se mantienen enfrentadas, aunque todas las fuentes consultadas coinciden en que el encuentro a puerta cerrada celebrado anoche fue muy constructivo y sentó las bases para hacer posible un acuerdo.

La propuesta de la Comisión Europea incluye medidas de obligado cumplimiento para los países miembros de la UE, como que las administraciones públicas tengan que renovar el 3 % de sus edificios de más de 250 metros cuadrados cada año para lograr que consuman menos energía.

Las enmiendas presentadas por los Veintisiete en el arranque de las negociaciones busca flexibilizar al máximo el cumplimiento de estas obligaciones y limitar su alcance, y la Comisión calcula que supondrían un 62 % menos de ahorro de energía de lo previsto en la propuesta original.

Esto comprometería el cumplimiento del objetivo que la Unión Europea se marcó de reducir en un 20 % el consumo energético para 2020.

Por su parte, el Parlamento Europeo se ha desmarcado de los dos otros actores y exige no medidas de obligado cumplimiento, sino que se establezca un objetivo general de ahorro de energía por países, una opción que el Consejo no está dispuesto a aceptar y que tampoco agrada a la Comisión Europea.

Ante este panorama, Dinamarca, país que ostenta este semestre la presidencia rotatoria del Consejo de la Unión Europea, ha redoblado sus esfuerzos para lograr un acuerdo antes de junio, aunque las fuentes arriba mencionadas reconocieron que Copenhague es consciente de que "el tiempo pasa con rapidez".

La eurodiputada socialista Britta Thomsen, presente en las negociaciones, señaló hoy en un desayuno con la prensa que tras el encuentro de ayer se siente "más optimista", pero estimó que el acuerdo no será logrado antes de julio.

España se encuentra entre el grupo de países que se oponen con más firmeza a la directiva, principalmente por la situación económica que atraviesa, según indicaron estas fuentes a Efe.

Thomsen señaló que esta posición es contraproducente, ya que España saldría beneficiada de la puesta en marcha de la directiva de eficiencia energética, que supondría la reactivación del sector de la construcción y la creación de empleos.

Las fuentes consultadas coincidieron en esta posición y además advirtieron de que si no se toman ahora estas medidas, resultará mucho más costoso hacerlo en un futuro.

El próximo encuentro trilateral será el 23 de mayo, cita en la que deberían verse avances sustanciales de cara al Consejo de ministros europeos de Energía que se celebrará en Luxemburgo el 15 junio.
 
EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?