| 9/15/2011 2:00:00 PM

Navieros españoles confían en que piratas no aumenten demandas

Los propietarios españoles de un buque cisterna capturado frente a las costas de Africa occidental esperan que los piratas se conformen con robarse el petróleo crudo en vez de retener a los 23 tripulantes en busca de rescate.

La portavoz de Consultores de Navegación, Sheena Campbell, dijo que la compañía no tiene noticias del barco con bandera chipriota desde que fue capturado el miércoles. "Normalmente lo único que les interesa es robarse el barco", agregó. "Esperemos que sea lo que ocurra esta vez".

Campbell dijo que en un incidente similar hace dos semanas, los piratas cargaron en barcazas el crudo de un cisterna y después dejaron en libertad el barco con sus tripulantes.

"No es como en Somalia", añadió, donde los piratas que rondan en el Océano Indico suelen capturar barcos comerciales y retener a las tripulaciones a cambio de fuertes rescates.

Precisó que la tripulación del Mattheos I incluye cinco españoles, dos ucranianos y 16 filipinos.

La Oficina Marítima Internacional, que rastrea la piratería en el mundo, dijo que los piratas abordaron el tanquero a 62 millas náuticas de Cotonou, la capital de Benín.

En las aguas cercanas a la vecina Togo, 26 piratas intentaron capturar otro buque con sustancias químicas el miércoles, según la oficina. Los piratas llegaron en dos botes con escalas y cuerdas, pero el tanquero arrió el ancla y sonó la alarma, lo que asustó a los piratas que huyeron, agregó.

En las aguas frente a las costas de Benín aumenta la presencia de piratas de Nigeria mientras los buques cisterna aguardan en la costa para transferir crudo a otros barcos.

Los analistas dicen que algunos de esos cisternas llevan crudo robado del delta de Nigeria, como parte de una red que involucra a políticos y militares en la nación más poblada del Africa.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?