| 8/3/2006 12:00:00 AM

Narcotráfico e inestabilidad política alejan a turistas de México

México ya ha estado padeciendo apuros en este sector desde fines del año pasado, cuando el huracán Wilma golpeó a uno de los principales sitios turísticos del país, Cancún.

México. - El mar deposita una cabeza humana en una playa de Acapulco. Manifestantes hostigan a los visitantes en la ciudad colonial de Oaxaca. En la Ciudad de México, partidarios de Andrés Manuel López Obrador levantan campamentos de protesta en el elegante Paseo de la Reforma y en la plaza del Zócalo. La agitación política y el narcotráfico podrían ahuyentar a los turistas.

Estos dos factores están haciendo que muchos extranjeros desistan de visitar México, donde un sector turístico de 11.800 millones de dólares es la tercera mayor fuente legal de ingresos del país, después del petróleo y las remesas que envían los inmigrantes desde Estados Unidos.

En la Ciudad de México, Oaxaca y Acapulco no se han reportado turistas heridos, pero los hoteles están siendo afectados por la cancelación de miles de reservaciones.

Tan solo en la Ciudad de México, los hoteles, restaurantes y tiendas están perdiendo 23 millones de dólares diarios, según la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo. Algunas empresas han amenazado con dejar de pagar sus impuestos a menos que el gobierno retire los campamentos de protesta que impiden el paso de automóviles.

Los manifestantes en Oaxaca, quienes argumentan que hubo fraude en los comicios por la gubernatura estatal, han tomado el pintoresco centro de la ciudad para presionar al gobernador Ulises Ruiz a que deje el cargo. Obligaron a cancelar la Guelaguetza, un festival étnico tradicional, y ahora los turistas deben pasar a través de retenes para llegar a la plaza principal.

Los manifestantes quieren valerse de la inestabilidad para "forzar a la ciudadanía que depende del turismo a presionar al gobierno", dijo José Escobar, director de la federación patronal de Oaxaca.

En Acapulco, ciudad turística en el Océano Pacífico, grupos de narcotraficantes se disputan las lucrativas rutas de contrabando y venta de droga. Se han arrojado cabezas humanas frente a oficinas gubernamentales y en la bahía, y se han producido balaceras en las calles.

En la Ciudad de México, los partidarios del candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador han tomado importantes avenidas, incluido el Paseo de la Reforma, para presionar a las autoridades electorales a que efectúen un recuento de los votos en las disputadas elecciones presidenciales del 2 de julio.
 
Funcionarios del sector turístico dicen que las cosas podrían empeorar.
 
Fuente: AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?