| 7/19/2007 12:00:00 AM

Muere dibujante argentino Fontanarrosa

Fontanarrosa nació el 26 de noviembre de 1944 en la ciudad de Rosario, en la provincia de Santa Fe.

Buenos Aires.- El dibujante y humorista argentino Roberto Fontanarrosa falleció el jueves en su ciudad natal de Rosario tras padecer durante largo tiempo una enfermedad neurológica degenerativa. Tenía 62 años.

Su humor irónico y telúrico, en el que el fútbol ocupó un lugar preponderante, deleitó hasta sus últimos días a sus lectores. Aunque una extendida parálisis le impedía seguir dibujando, su genialidad le siguió poniendo letra a su clásica historieta "Inodoro Pereyra, el renegáu", que en los últimos tiempos era dibujada por su colega Oscar Salas.

"De mí se dirá posiblemente que soy un escritor cómico, a lo sumo. Y será cierto. No me interesa demasiado la definición que se haga de mí. No aspiro al Nobel de Literatura. Yo me doy por muy bien pagado cuando alguien se me acerca y me dice: me cagué de risa con tu libro", solía decir Fontanarrosa de sí mismo.

En 1961 abandona el colegio secundario y se conecta con la historieta como lector de "Hora Cero", la revista fundada por el precursor Héctor Germán Oesterheld. Al año siguiente viaja por primera vez a Buenos Aires en busca de trabajo, pero vuelve con las manos vacías.

En 1963 comienza a trabajar en una agencia de publicidad. Su genio creativo estaba presente, aunque aquel no era un trabajo que le gustaba. "Siempre me pareció imposible que una persona pueda comprar un vaso porque alguien se lo inculca en un aviso", decía Fontanarrosa.

Sus primeras publicaciones llegan en 1968 en la revista "Boom" de Rosario. Contratado originalmente para ilustrar las tapas en color, termina a cargo también de la página de humor.

En 1971 aparece uno de sus personajes más recordados, "Boogie, el aceitoso", una parodia del agente secreto británico James Bond de Ian Fleming. Y al año siguiente su máxima creación, el gaucho que en tono reflexivo trata de explicarse las dudas más existenciales, "Inodoro Pereyra, el renegáu".

Desde 1973 publica su "Inodoro" en la contratapa del diario Clarín y posteriormente en su semanario, Viva, hasta enero de este año, cuando se ve imposibilitado de seguir dibujando.

Las aventuras de sus personajes han sido compiladas en libros que integran frondosas colecciones y que se han vendido como pan caliente en Latinoamérica.

También escribió las novelas "Best Seller", "El área 18" y "La Gansada", y los libros de cuentos "No sé si he sido claro", "Nada del otro mundo", "Uno nunca sabe" y "El mayor de mis defectos", entre otros.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?