| 2/3/2011 4:30:00 PM

Mubarak asegura que el peligro de caos le impide dimitir

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, se mostró, en una entrevista concedida a la cadena ABC, dispuesto a dimitir de inmediato, pero consideró que el caos que se generaría le impide hacerlo.

Washington - En la entrevista con la periodista Christiane Amanpour, que será emitida el próximo domingo en su totalidad pero de la que se han avanzado unos extractos, el presidente asegura estar "cansado" del cargo que ocupa y que dimitiría de inmediato, sino fuera por las consecuencias.

Reconoce que el presidente estadounidense, Barack Obama, al que considera un "buen hombre", le ha pedido que abandone el cargo cuanto antes, pero su respuesta fue la de alertar del caos que se generaría de inmediato.

"Usted no entiende la cultura egipcia y lo que ocurriría si dimito ahora", le espetó Mubarak a Obama, según narra el egipcio en la entrevista con ABC.

No obstante, Mubarak se muestra convencido de que no se presentará de nuevo a las elecciones, aunque no abandonará el país. "Moriré en suelo egipcio", apunta.

Además reconoce que "sintió alivio" cuando pronunció su alocución pública el lunes pasado, en la que anunció que no se presentaría a la reelección.

En la entrevista, aclara que nunca intentó que su hijo Gamal, considerado por muchos años como su sucesor, ocupara el cargo presidencial cuando él lo abandonara.

En sus declaraciones, el presidente reconoce sentirse "perturbado" por la violencia de los enfrentamientos ocurridos en la plaza Tahrir, pero asegura que su Gobierno no es responsable de ellos. "No me gusta ver cómo los egipcios luchan unos contra otros", señala.

En contra, culpa de esta violencia a los Hermanos Musulmanes, un partido político prohibido.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?