| 3/26/2008 12:00:00 AM

Motorola dice que se dividirá en dos empresas

Nueva York.- Motorola, el tercer mayor fabricante mundial de teléfonos celulares, dijo el miércoles que se dividirá en dos empresas para separar a su deficitario negocio de equipos móviles de sus otras operaciones, lo que propiciaba un alza de más del 10 por ciento de sus títulos.

La firma, que ha estado perdiendo participación en el mercado de los teléfonos celular ante sus rivales, dijo que una de las empresas se dedicaría a los equipos móviles y la otra a proveer banda ancha y soluciones de movilidad.

La decisión, que llega en medio de una batalla de representación en contra del inversor Carl Icahn, tendrá la forma de una distribución libre de impuestos a los accionistas de Motorola. La compañía espera realizar la escisión en el 2009.

La compañía dijo que la creación de las dos compañías mejorará la flexibilidad, incrementará el foco gerencial y brindará más oportunidades de inversiones a los accionistas.

El presidente ejecutivo de Motorola, Greg Brown, dijo en un comunicado que la compañía ha comenzado una búsqueda global de un nuevo presidente ejecutivo para su negocio de dispositivos móviles.

La escisión llega luego de que Motorola dijera en enero que estaba realizando una revisión estratégica de su negocio que podría resultar en una separación del negocio de teléfonos.

Icahn ha propuesto cuatro miembros del directorio y está demandando a Motorola para obligarla a entregar documentos ligados a su negocios de equipos móviles.

Motorola indicó el miércoles que no había seguridad de que ocurrirá la escisión planeada, que está sujeta a más análisis financieros, tributarios y legales.

Sus acciones cotizaban en 10,32 dólares, luego de trepar a 10,82 dólares, en las operaciones previas a la apertura del mercado, tras haber cerrado el martes a 9,76 dólares.

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?