| 3/25/2011 9:20:00 AM

Moody's mantiene la nota de Portugal al contrario que las otras agencias

La agencia de calificación Moody's anunció hoy que mantiene la nota crediticia de Portugal, al contrario que las otras dos agencias de notación, que la rebajaron el jueves dos niveles por la crisis política lusa y la dimisión del Gobierno.

Lisboa - En un comunicado, Moody's justifica su decisión en que "cree en el fuerte compromiso de los dos mayores partidos en la consolidación presupuestaria", aunque hace sólo diez días realizó su propio descenso de dos niveles en la nota lusa alegando desconfianza en su situación política.

Esta agencia rebajó el pasado 15 de marzo de A1 a A3, la calificación lusa y subrayó sus dudas sobre el estado y la evolución de la economía de Portugal, que está otra vez en recesión y agobiada por tipos superiores al 8 por ciento en la refinanciación de su deuda.

Cuando explicó esa rebaja, Moody's argumentó también, en línea con lo que hicieron después las otras calificadoras, los riesgos existentes para la aplicación de las medidas de austeridad necesarias en Portugal.

El cuarto plan de ajustes económicos del minoritario Gobierno socialista luso fue rechazado por toda la oposición el pasado miércoles en el Parlamento.

La reprobación de su plan anticrisis motivó la renuncia inmediata del Ejecutivo de José Sócrates y la apertura hoy de consultas con los partidos para la formación de un nuevo Gobierno o la convocatoria de elecciones anticipadas.

Al contrario que Moody's, las otras dos grandes agencias de calificación, Fitch y Standard and Poor's, bajaron ayer la nota de solvencia financiera de Portugal en dos niveles y con pocas horas de diferencia.

Standard and Poor's recortó la calificación de la deuda soberana a largo plazo de Portugal desde "A-" a "BBB" y la dejo en un nivel comparativamente peor que las otras dos agencias calificadoras y a sólo dos escalones de considerar bonos basura las emisiones lusas.

Por su parte Fitch rebajó la nota de Portugal en otros dos niveles, desde "A+" a "A-", la séptima posición más baja en su escala de 22.

Esta entidad advirtió de que la crisis de Gobierno "ha incrementado significativamente las posibilidades de que Portugal requiera de apoyo multilateral en un corto período de tiempo" por su dificultad para conservar el acceso a los mercados.

Fitch dudó además de que Portugal puede seguir financiándose este año en el mercado en las actuales circunstancias.

Por su parte Standard and Poor's explicó su rebaja en el aumento de la "incertidumbre política" lusa, que puede dañar la confianza del mercado y agudizar el riesgo de financiación del país.

Para esta agencia el próximo Gobierno portugués no tendrá otra opción que adoptar reformas como las rechazadas en el Parlamento, dado el desinterés que muestran los inversores por adquirir su deuda con los riesgos actuales.

Tanto Fitch como Standard and Poor's decidieron mantener las calificaciones de Portugal en perspectiva negativa y bajo vigilancia, como ya hizo también la semana pasada Moody's, lo cual puede motivar nuevos descensos de nota en cualquier momento.

La anterior rebaja de la calificación lusa realizada por Standard and Poor's se produjo el pasado 30 de noviembre y la de Fitch el 23 de diciembre.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?