| 6/16/2009 12:00:00 AM

Moody's baja calificación de casi 30 bancos españoles

Debido a la recesión económica, la calificación de 30 bancos españoles fue rebajada. El BBVA y el Banco Santander conservan su calificación, y el principal reflejo del impacto de esta coyuntura desfavorable sobre la banca se está manifestando en la evolución de la tasa de morosidad

MADRID — La firma de investigación financiera Moody's Investors Service rebajó la calificación de casi 30 bancos españoles, debido a la recesión económica y el aumento de las tasas de morosidad.

De momento, Banco Santander y BBVA, las dos principales entidades del país, conservaron la calificación B para su solidez financiera y la Aa1 para la deuda a largo plazo. No obstante, en su informe publicado el lunes Moody's puso a ambos bancos bajo vigilancia ante una posible revisión a la baja.

Los bancos españoles han resistido aparentemente bien la crisis financiera internacional, que ha obligado a los países del resto de Europa y todo el mundo a rescatar numerosas entidades con dinero público.

Hasta la fecha, el gobierno sólo se vio forzado a intervenir una pequeña caja de ahorros, Caja Castilla-La Mancha, en abril.

Sin embargo, Moody's consideró que el deterioro de la economía española es muy rápido y que los bancos se pueden ver muy pronto afectados por impagos. Por ello, la agencia bajó la calificación de unos 30 bancos y cajas de ahorro, ocho de ellas hasta en cuatro puntos.

La fortaleza del sector bancario español se ha atribuido a la política aplicada por el Banco de España durante los años de crecimiento, en los que se obligaba a todas las entidades a proveer dinero extra para la época de las vacas flacas.

Con el desplome del sector de la construcción, España se encuentra en recesión y las perspectivas son peores de la previsto. Según el gobierno, la economía se contraerá un 3,6% este año y el desempleo rozará el 19% en 2010.

La banca, también afectada, anunció que sus beneficios se desplomaron un 21,5% en el primer trimestre de 2009 en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Según Moody's, el principal reflejo del impacto de esta coyuntura desfavorable sobre la banca se está manifestando en la evolución de la tasa de morosidad, que alcanzó el 4,27% a finales del primer trimestre del año, muy por encima del 0,9% de diciembre de 2007.

"El colchón extra que las entidades habían forjado durante años contra estos riesgos está menguando", reconoció María José Mori, analista de Moody's.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?