| 9/10/2009 12:00:00 AM

Monsanto fija meta del 2010 por debajo de lo esperado

Monsanto Co, la mayor empresa de semillas del mundo, pronosticó el jueves ganancias para el año fiscal 2010 por debajo de lo que esperaba Wall Street por una sobreoferta de herbicidas, lo que provocaba el derrumbe de sus acciones.

Chicago - La firma también anunció que recortará un 8 % de su fuerza laboral, unos 1.800 empleos, y que 600 de ellos son en Estados Unidos.

La compañía estadounidense dijo que espera que las ganancias por acción para el año fiscal que comenzó este mes se ubiquen entre US$3,1 y US$3,3.

Los analistas esperaban en promedio una ganancia de US$4,10 por acción excluyendo ítems extraordinarios, según Reuters Estimates.

Las ganancias de su popular herbicida Roundup serían menores a las esperadas y ese efecto será sólo parcialmente compensado por mayores ganancias de su unidad de semillas y genoma, dijo Monsanto

"A nivel global, en lo agrícola, la propuesta económica subyacente sigue siendo positiva y la necesidad de una mayor producción sigue siendo un supuesto válido para el corto y largo plazo", comentó en un comunicado.

El presidente financiero de Monsanto, Carl Casale, reveló las metas de la compañía en un discurso en Londres.

También reportó un "desequilibrio en la oferta y demanda de corto plazo por el lado químico del negocio agrícola".

La empresa comentó que incrementará su fondo de reserva para reestructuración a entre US$550 millones y US$600 millones, después de identificar medidas adicionales de recortes de costos.

Gran parte de esta reserva afectará su año fiscal 2009, explicó, aunque agregó que la reestructuración reducirá sus costos futuros en US$220 millones a US$250 millones anualmente.

 


(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?