| 9/14/2010 12:25:00 PM

MMX planea venta de acciones

La minera brasileña MMX, del empresario multimillonario Eike Batista, emitirá hasta US$2.200 millones en acciones para financiar la compra de nuevas minas y la adquisición de la firma de logística LLX Sudeste.

Rio de Janeiro.- Según el plan, Batista cederá parte de sus derechos de suscripción para permitir a SK Networks, el cuarto mayor conglomerado industrial de Corea del Sur, compre US$700 millones de las acciones de MMX y que firmará además un acuerdo de suministro de mineral de hierro.

La inyección de capital permitirá a MMX lograr la fuerza necesaria para expandir su producción e integrar logística en su estructura, con la vista puesta en China y Corea del Sur como motores del crecimiento.

La china Wisco, un accionista de MMX, aún tiene que decidir si participará en el plan, dijo el presidente ejecutivo de MMX, Roger Downey, en una conferencia telefónica.

En una transacción paralela a la inyección de capital, MMX ofreció comprar el proyecto portuario Superporto Sudeste, de propiedad mayoritaria de LLX Sudeste, que incluye una terminal de exportación de mineral de hierro que será clave para los planes de MMX de aumentar la venta de mineral de hierro al extranjero.

"Con este acuerdo, MMX se transforma en un vehículo de consolidación", dijo Batista en la conferencia.

"En mi opinión, China y Corea se transformarán en el verdadero imán para nuestros productos y el verdadero impulso del crecimiento de los ingresos", añadió.

MMX propuso comprar a los accionistas minoritarios de LLX Sudeste a través de una combinación de acciones nuevas de MMX por un valor de US$500 millones, o efectivo, y cerca de US$1.800 millones en bonos que pagarán a los inversionistas US$5 por tonelada de mineral de hierro cargada en puerto, dijo la empresa.

Batista, a través de su empresa inversionista EBX y el vehículo de inversión Centennial, controla el 54% de LLX Logistica, y acordó canjear su participación en PortX por los bonos y acciones de MMX, en lugar de efectivo.

LLX Sudeste es controlada por LLX Logistica, con una participación del 70%, y el restante 30% está en poder de Centennial.

"Para nosotros este acuerdo es como una situación inmejorable para todos debido a que nos arreglamos para complacer a los chinos y a los coreanos, y nuestros accionistas serán capaces de participar del valor creado en esta transacción", añadió Batista.

Parte de los ingresos de la venta de acciones de MMX irá a la compra de minas en el estado de Minas Gerais, dijo Paulo Gouveia, jefe de la unidad de financiamiento corporativo de

MMX.

LLX SE DERRUMBA

Batista dijo que la transacción surge por la necesidad de China y Corea de conseguir una fuente de suministro estable de materias primas, debido a que ambas economías se expanden a tasas más rápidas que las del resto del mundo.

"La transferencia de activos dentro del grupo EBX crea la posibilidad de un tratamiento injusto para los accionistas minoritarios y debe ser considerada cuidadosamente", dijo el analista de BMO Capital Markets, Tony Robson, en una nota a clientes después del anuncio.

Algunos inversores dijeron que los planes de Batista para integrar las empresas de puertos y minas podrían ayudar a impulsar la producción y las exportaciones.

MMX tiene una capacidad de producción de 10,8 millones de toneladas de mineral de hierro al año, que incluye las minas de Serra Azul, Bom Sucesso y Corumba, y tiene derechos para el desarrollo de minas en Chile.

LLX Logistica, que se escindió de MMX en el 2007, está construyendo los puertos de Acu y de Sudeste, en el estado de Río de Janeiro. Las terminales están diseñadas para elevar la capacidad de exportación de mineral de hierro en el sudeste de Brasil.

La cifra de US$2.200 millones se basa en un precio de US$13,963 por acción, sostuvo MMX. La empresa planea emitir 267,2 millones de nuevas acciones.

REUTERS

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?