| 10/20/2007 12:00:00 AM

Ministros del G7 analizan alza del crudo y baja del dólar

Los apuros que comenzaron en el mercado de las hipotecas de alto riesgo, llamadas también "hipotecas basura", se han extendido a otros sectores crediticios.

Washington_  Ante la escalada de los precios del crudo, la baja del dólar y la crisis crediticia, los ministros de Hacienda del Grupo de las 7 naciones más industrializadas intentan encontrar fórmulas que calmen tanto a los inversionistas como los mercados de valores.

Empero, su intención quedó un tanto empañada al cumplirse el 20° aniversario de la baja más pronunciada en la historia de la bolsa neoyorquina.

El 19 de octubre de 1987, en el llamado "Lunes negro", el promedio industrial del Dow Jones perdió un 22,6% de su valor.

Aunque el secretario del Tesoro Henry Paulson, el presidente de la Junta Federal de la Reserva Ben Bernanke y sus contrapartes del G-7 no analizaron el viernes ese acontecimiento, les recordó que la economía global en ocasiones no se comporta como quisieran sus capitanes.

Los apuros que comenzaron en el mercado de las hipotecas de alto riesgo, llamadas también "hipotecas basura", se han extendido a otros sectores crediticios.

Los ministros de Hacienda europeos habían confiado que Estados Unidos habría adoptado ya medidas más contundentes para limitar la baja del dólar, aunque el retroceso alivie la situación de los fabricantes estadounidenses al abaratar sus productos en los mercados europeos, al mismo tiempo que ha perjudicado a las empresas del Viejo Continente.

Paulson indicó a la prensa que dijo a los funcionarios del G-7 que un dólar robusto redunda en el mejor interés de Estados Unidos.

"Oí a mi colega Hank Paulson decir que un dólar fuerte es beneficioso para la economía estadounidense. No es ese el caso actual", se quejó la ministra de Economía francesa Christine Lagarde.

Los ministros de Hacienda tampoco se pusieron de acuerdo sobre si la agitación de los mercados crediticios evidencia la necesidad de establecer mayores controles gubernamentales.

Estados Unidos desea mantener la situación actual, mientras que Francia y Alemania quieren endurecerlos.

Con todo, el ministro de Hacienda alemán Peer Steinbrueck dijo sentirse satisfecho con los avances logrados.

Según Paulson, los funcionarios del G-7, que seguirán dialogando todo el fin de semana en preparación a las reuniones del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, creen que la economía global se encuentra en fase de recuperación.

"Se llegó al consenso de que los mercados están mejor que en agosto", indicó Paulson a los periodistas. "Ha sido una lenta mejora, pero llevará algún tiempo".

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?