| 5/11/2007 12:00:00 AM

Ministro uruguayo critica al Mercosur

Astori volvió a la carga en una disertación efectuada durante las XI Jornadas de Coyuntura Económica Nacional y Regional, organizadas por la Facultad de Economía de una universidad local.

Montevideo.- El ministro de Economía Danilo Astori volvió a criticar al Mercosur, indicando que su arancel externo común tiene un "sesgo antiexportador" y es funcional a los intereses de Argentina y Brasil.

"El corazón de la estructura arancelaria bloquea intereses ofensivos de Uruguay en materia comercial", dijo Astori y sostuvo que la única forma de superarlo "es alcanzando acuerdos comerciales con preferencias arancelarias con países fuera de la región".

El ministro señaló que entre las deficiencias, están las "incertidumbres" sobre el rumbo de la alianza comercial, el "bilateralismo evidente entre Argentina y Brasil, que generan desvíos de comercio e inversiones en detrimento de los mercados pequeños (Uruguay y Paraguay) y las decisiones de política económica".

Remarcó así la actitud de Argentina que a través de "herramientas no arancelarias como el control de precios de exportación y prácticas cambiarias generan restricciones", al ingreso de productos uruguayos.

Asimismo, acusó a Brasil de aplicar "una política proteccionista" que no "coinciden con los intereses de Uruguay" y que no vislumbra "soluciones en el corto o mediano plazo".

"Uruguay y Paraguay están pagando costos todos los días por esto, creemos que no hay derecho de exigirles a las economías pequeñas que sigan esperando soluciones que no se visualizan", sostuvo Astori.

Uruguay ha venido pugnando porque reciba conformidad, en particular de Argentina y Brasil, para poder negociar acuerdos bilaterales extra zona, pero hasta ahora no se vislumbra que ello pueda ocurrir.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?