| 3/5/2008 12:00:00 AM

Ministro resta dramatismo a desacaleración economía española

Madrid.- El ministro de Economía y Hacienda de España, Pedro Solbes, restó dramatismo a la pérdida de vigor de la economía española, la que atribuyó a factores externos e internos en un contexto global de desaceleración.

 

"Hay una desaceleración de la economía, yo creo que eso nadie lo discute, pero no es una catástrofe," dijo Solbes en una entrevista con la cadena de televisión Telecinco.

Solbes dijo que las cifras de desempleo en febrero habían sido negativas, pero señaló que también hubo rasgos positivos como una moderación en el ritmo de subida frente al mes anterior y una evolución favorable de la contratación.

El titular de Economía negó que la desacaleración del sector inmobiliario pudiera poner en riesgo a algunas cajas de ahorro.

"Eso es absolutamente infundado (...) Es uno de los sistemas más saneados que hay en el mundo en términos financieros," dijo Solbes con refencia al sistema financiero español.

El ministro indicó que lo que podría suceder es que se viera mermado en alguna meedida el crecimiento de aquellas entidades de ahorro que estén más implantadas en zonas en que hubo mayor actividad inmobiliaria.

Al preguntársele sobre cuándo bajará la carga de las hipotecas para las endeudadas familias españolas, Solbes indicó que el euribor -referencia que las entidades financieras utilizan para actualizar las hipotecas a tipo variable- ya había experimentado descensos recientemente.

"Hoy, yo lo que creo es que las expectativas más bien van de la estabilidad hacia la baja (de tipos) y por tanto cabe esperar que a partir de ahora veamos un comportaniento algo mejor en las hipotecas," dijo.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?