| 10/23/2009 1:40:00 PM

Ministro Defensa viaja a EE.UU. en importante visita

El ministro de Defensa Gabriel Silva aseguró el viernes que emprenderá el lunes una apretada agenda en una visita oficial a Estados Unidos para discutir entre otros temas un controversial acuerdo de cooperación militar con Washington.

Bogotá  — Silva ratificó además que "no existirá plena normalidad diplomática con Ecuador hasta que no se resuelvan de manera definitiva estas agresiones jurídicas contra funcionarios y oficiales" colombianos.

"Esa decisión del juez (ecuatoriano) es una agresión jurídica adicional y se considera totalmente inaceptable", dijo Silva en una conferencia de prensa al hacer referencia a que el jueves el magistrado abrió una investigación contra el director de la policía colombiana, general Oscar Naranjo.

La decisión es parte del mismo proceso en que las autoridades judiciales de Ecuador han ordenado la captura de otros funcionarios y ex funcionarios colombianos, como el ex ministro de Defensa Juan Manuel Santos y al jefe de las fuerzas militares, general Freddy Padilla, por el ataque militar de marzo del 2008 a un campamento de la guerrilla de las FARC en territorio ecuatoriano, en una zona cercana a la frontera. Quito consideró la acción como violación a su soberanía.

Los juzgados de Ecuador consideran que los oficiales y el ex ministro Santos son responsables del ataque, en el que murieron 25 personas, porque planearon y ordenaron la incursión al campamento de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Silva, quien asumió el cargo el pasado 7 de agosto, indicó que viajará a Washington por invitación de su colega, el secretario de Defensa Robert Gates, con quien se reunirá el lunes por la mañana en el Pentágono.

Silva se refirió a que en la agenda estarán temas que van desde retos, avances y obstáculos en la lucha antidrogas y grupos armados ilegales en Colombia, hasta un nuevo acuerdo de la cooperación militar de Estados Unidos con Bogotá. Tal acuerdo ha generado críticas por parte de países como Venezuela, Brasil y Chile, entre otros, porque consideran que representa una ruptura del balance bélico en la región.

Tanto Washington como Bogotá mantienen que el acuerdo, que aún no se firma, es la continuación de una cooperación que ambos países mantienen desde hace décadas, que no se trata de instalar o abrir bases estadounidenses en Colombia y que las labores de los militares y contratistas norteamericanos se restringen a territorio de esta nación andina, primera productora mundial de cocaína.

El acuerdo "nosotros (lo) consideramos esencial para la seguridad del estado colombiano y la seguridad de los colombianos, consideramos esencial el acuerdo de cooperación con los Estados Unidos", dijo Silva, al destacar que en su visita a Estados Unidos también tratará asuntos como reparación y compra de equipos militares nuevos, de los que no dio detalles.

"La idea es que podamos tener un plan de reposición y de actualización de equipos obsoletos, no estamos hablando de capacidades nuevas, ni estamos hablando de ir a comprar o de ir a hacer 'una lista de mercado', como han hecho otros en otros países", dijo el ministro sin mencionar ningún país en específico.

Venezuela y Brasil, entre otros, han anunciado o hecho recientes compras y acuerdos militares por nuevos equipos, lo que ha llevado que algunos mandatarios mencionen la existencia de una carrera armamentista en Suramérica.


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?