| 11/20/2010 8:00:00 AM

Ministro británico de Exteriores expresa dudas sobre el futuro del euro

nadie sabe" qué puede pasar con la moneda única en una crisis como la que actualmente afecta a Irlanda: William Hague.

El ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, expresó hoy sus dudas sobre el futuro del euro al afirmar que "nadie sabe" qué puede pasar con la moneda única en una crisis como la que actualmente afecta a Irlanda.

En una entrevista con Radio 4 de la BBC, Hague, conocido opositor de la unión económica europea, subrayó que "espera" que la zona euro recupere la estabilidad financiera, dado que la incertidumbre afecta también al Reino Unido, pero, preguntado si la moneda única podría desplomarse, contestó: "Espero que no, pero ¿quién sabe?".

"Nadie ha señalado más que yo a lo largo de los años los problemas que supone tener una moneda en la cual encerramos los tipos de cambio y los tipos de interés de países con muy diversas economías", declaró.

Hague insistió en que el Reino Unido quiere asegurarse de que "hay estabilidad en la eurozona y, al margen de ésta, también hay razones para ayudar a Irlanda, si Irlanda solicita ayuda".

"Es de interés nacional para Gran Bretaña que la eurozona esté estable, por mucho que señaláramos todos los fallos que tendría, y yo los señalé más que muchos otros", manifestó el ministro.

"Pero la realidad es que existe -prosiguió-, y cuando hay un problema grave en la eurozona, afecta a nuestra economía, a nuestros trabajos y a las empresas de nuestro país".

Hague reiteró que Londres tenía particular interés en apoyar a Irlanda por la interconexión entre ambas economías.

El Gobierno irlandés evalúa actualmente con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI) ayudas económicas y medidas para sanear las finanzas.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?