| 10/31/2008 12:00:00 AM

Ministro brasileño visita a presidente iraní

BRASILIA  _ El canciller brasileño Celso Amorim visitará Irán la próxima semana con miras a impulsar las relaciones comerciales entre los dos países.

La visita incluye reuniones con presidente iraní Mahmud Ahmadinejad, y líderes de los otros poderes del estado, informó la cancillería el viernes en un comunicado.

Amorim, que comienza la visita el lunes, también asistirá a la apertura de un encuentro de empresarios de los dos países en Teherán.

"Esperamos que esta visita del ministro Amorim sirva como preparación de una visita del presidente (Luiz Inácio Lula da Silva) a Irán y del presidente Ahmadinejad a Brasil", comentó a periodistas el embajador de Irán, Mohsen Shaterzadeh.

Para el analista político Alexandre Barros, de la consultora Early Warning, Brasil tiene intereses comerciales históricos en Medio Oriente, e Irán ha sido un importante comprador de productos brasileños.

Datos oficiales de Brasil indican que en 2007 Irán adquirió el 28,7% de las exportaciones brasileñas a Oriente Medio, mientras que el comercio bilateral se multiplicó por cuatro entre 2002 y 2007, para alcanzar 2.000 millones de dólares el año pasado.

La visita de Amorim se produjo después de que el viceministro de Relaciones Exteriores de Irán, Alireza Sheikh Attar, estuvo en Brasilia en marzo, en una misión para estrechar sus vínculos con el gigante suramericano.

El viaje de Amorim "se inserta en la estrategia brasileña de reforzar sus contactos con actores relevantes en Medio Oriente y Asia Central, de estimular la diversificación de los lazos comerciales brasileños en el mundo y mantener constante diálogo con los países en desarrollo", según el comunicado ministerial.

Ahmadinejad ha sido el centro de duras críticas de Washington por su política nuclear, señalada como un intento de producir una bomba atómica.

El líder iraní, criticado internacionalmente por sus llamados a destruir el estado de Israel, ha tenido contactos en América Latina con Venezuela, Bolivia y Nicaragua, países cuyos gobernantes mantienen relaciones tirantes con Washington.

No obstante, Barros consideró que no se puede comparar el interés brasileño por acercarse a Irán con lo que han hecho esos otros países.

"Es una simpleza muy grande comparar el gobierno de Venezuela con Brasil. El coronel (Hugo) Chávez tiene relaciones con Rusia e Irán por razones muy diferentes a las de Brasil", comentó Barros en una consulta telefónica.

Acotó que "Brasil no puede pensar cada vez que hace algo que tiene que ver qué van a pensar los americanos, si fuera así tendríamos que votar en Estados Unidos".

 


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?