| 9/30/2007 12:00:00 AM

Ministro argentino: inflación es "reacomodamiento normal"

Economistas, políticos opositores y asociaciones de consumidores, aseguran que el aumento de precios es varias veces superior al índice oficial que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), que acumula en lo que va del año un alza del 5%.

Buenos Aires.- Mientras continúa la polémica por los dudosos índices de inflación que emite el instituto oficial de estadísticas argentino, el ministro de Trabajo Carlos Tomada aseveró el sábado que el alza de precios es un reacomodamiento "normal".

"No tenemos una situación de descontrol de precios, usted sabe que hay sectores donde hay reacomodamiento pero otros donde se mantienen estables", dijo Tomada el a radio Aspen.

"Es normal que haya reacomodamiento de precios en un país en crecimiento", agregó.

Las sospechas se basan en la virtual intervención del instituto que dispuso el gobierno nacional en marzo, que reemplazó a funcionarios clave por otros afines a la administración de Néstor Kirchner y cambió la forma en que se elabora el índice.

El gobierno has estimado que la inflación para todo 2007 será del 9,4%. Pero la Asociación de Consumidores y Usuarios de la Argentina asegura que los precios subirán entre 14 y 15%.

En medio de la polémica por el INDEC, la semana pasada el gobierno de la provincia de Mendoza informó que el instituto había alterado la cifra del costo de vida en ese distrito. El vicegobernador de Mendoza, Juan Carlos Galiff, declaró a la prensa que el Instituto ubicó la inflación de la provincia en 1,5%, pese a que el informe remitido por el gobierno local consignaba un incremento del 3,1%.

El hecho causó revuelo en los medios políticos ya que el gobernador de Mendoza, Julio Cobos, es el compañero de fórmula de la candidata presidencial Cristina Fernández, esposa de Kirchner.

Tomada sostuvo que "el año que viene seguramente tendremos una nueva ronda de negociaciones como venimos teniendo todos los años, que se vienen desenvolviendo con normalidad, para mantener una línea fundamental que es que nosotros consideramos que los salarios no son sólo un costo laboral sino también son un motor del crecimiento económico".

"Por eso tenemos el nivel de consumo interno, de ventas en los shopping (centros comerciales), en los supermercados, porque creemos que con el fortalecimiento del mercado interno no sólo apuntalamos el crecimiento económico sino que mantenemos la inclusión social", agregó.


 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?