| 9/7/2007 12:00:00 AM

Ministra peruana "contentísima" sobre futuro de TLC

La ministra hizo notar que el tratado con Perú tiene un marcado interés en el Congreso, ya que el tema está siendo abordado por ambas cámaras en un momento en que la agenda de los debates se centra en la guerra en Irak.

Washington.- La ministra peruana de Trabajo dijo el viernes que salió "contentísima" de una reunión con el presidente del Comité de Medios y Arbitrios, pero admitió que no le pudo arrancar una fecha de audiencias que marcaría el comienzo del debate en la Cámara de Representantes sobre el tratado de libre comercio entre ambos países.

El Comité de Finanzas del Senado realizará esas audiencias el próximo martes 11 de septiembre en un proceso que, sobre la base de debates similares en el pasado, se adelanta favorable para la aprobación en esa cámara del acuerdo firmado por Perú y Estados Unidos hace 17 meses.

La Cámara de Comercio, la institución empresarial más poderosa de Estados Unidos, había adelantado la semana pasada que el comité presidido por Charles Rangel convocaría las audiencias el lunes 10. Sin embargo, algo cambió súbitamente y la ministra Susana Pinilla se vio obligada a efectuar un viaje de esclarecimiento a Washington, tarea que cumplió en los últimos dos días.

"Estoy realmente contentísima", dijo Pinilla al salir del Capitolio luego de una entrevista de una hora con Rangel y su brazo derecho, el congresista Sander Levin, presidente del subcomité de comercio.

Ninguno de los dos legisladores habló con reporteros al concluir el encuentro en la oficina privada de Rangel, al lado del hemiciclo cameral. Ambos salieron a los 30 minutos para votar en el plenario y retornaron para continuar la charla con Pinilla.

"Estamos en plenas conversaciones, afinando algunos detalles", respondió la ministra cuando se le preguntó si habían concertado una fecha para las audiencias. "Hay felizmente un excelente espíritu positivo, por lo que estamos muy optimistas de que todo va a salir bien".

Rangel ha sido la cabeza visible de una cerrada oposición de algunos legisladores demócratas, que son la mayoría en ambas cámaras, para la aprobación del tratado. Ha exigido acuerdos complementarios sobre temas laborales y ambientales, lo cual no sólo fue concedido por el gobierno de Lima sino también aprobado por la legislatura peruana.

Sin embargo, Rangel pidió luego que se implementen las leyes en Perú antes del debate en Washington, a lo cual se opuso inicialmente el presidente Alan García. Rangel visitó Lima en agosto, casi una semana antes del terremoto que asoló el sur del Perú, y anunció que todo estaba allanado para el debate.

Pinilla dijo que Rangel no formuló "reclamos" a Perú sobre cuestiones laborales y ambientales sino que se trató de una "falta de claridad, de conversación directa, sobre algunos puntos específicos".

"Muchas veces las traducciones no son claras, los conceptos son distintos", agregó. "Ahora que hemos entrado a una precisión de esos conceptos entonces todo ha quedado muy claro... y todos estamos muy optimistas".

Thomas J. Donohue, presidente de la Cámara de Comercio, dijo que la oficina de Rangel le había comunicado que las audiencias sobre el tratado con Perú se harían el lunes 10 y que los efectos del terremoto tendrían "un pequeño papel" favorable en el debate.

Además del acuerdo con Perú esperan debate legislativo los de Panamá, Colombia y Corea del Sur, lo que al parecer ocurriría en ese orden.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?