| 2/13/2007 12:00:00 AM

Ministra argentina responde críticas de la OMC

El gobierno de Kirchner, que rechaza lo que denomina "recetas clásicas del neoliberalismo", está aplicando controles en los precios de artículos de primera necesidad y retenciones en algunas exportaciones.

Buenos Aires.- La ministra de Economía Felisa Miceli afirmó el martes que el gobierno no modificará el actual modelo económico, a pesar de advertencias críticas de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Durante una ceremonia en la Casa de Gobierno, la ministra fue interrogada sobre declaraciones del secretario general de la OMC, Pascal Lamy, quien pese a elogiar la recuperación de la economía argentina desde que el presidente Néstor Kirchner llegó al gobierno en 2003, se preguntó si el actual modelo es sustentable a largo plazo.

Lamy, en declaraciones que publica el jueves el diario La Nación, había sostenido que "los principales riesgos que veo provienen de un sobre calentamiento de la economía y una posible aceleración de la inflación... A largo plazo, creo que sería bueno que las fuerzas del mercado tuvieran una mayor influencia tanto en la asignación de los recursos como en la determinación de los precios".

Miceli respondió que "no vamos a desproteger a la industria nacional, ni vamos a enfriar la economía. No vamos a hacer concesiones, porque tenemos que reindustrializar al país, por más que la OMC nos conmine a cambiar de modelo", agregó Miceli.

"Por ese motivo, no cederemos ante las presiones de los países centrales, y en consecuencia ratificamos el rumbo económico", afirmó.

También alienta el mantenimiento de un tipo de cambio alto para favorecer las exportaciones, decisión que ha merecido críticas de organismos financieros internacionales.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?