| 1/16/2009 12:00:00 AM

Mineros renuncian a aumentos salariales en Bolivia

LA PAZ  _ Unos 3.700 mineros renunciaron a un aumento salarial este año a condición de mantener sus empleos tras la caída de los precios de los minerales por la crisis internacional.

Los mineros de la empresa Sinchi Wayra subsidiaria de la suiza Glencore y de otras compañías privadas levantaron sus protestas tras el acuerdo y retornaron a sus fuentes de trabajo el jueves dijo a la AP por teléfono el dirigente sindical Guido Mitma.

Los ministerios de Minería y de Trabajo mediaron en el conflicto ante el paro que declararon los mineros en rechazo a los 780 avisos de retiro que había enviado Sinchi Wayra que tiene una plantilla de 3.700 obreros.

El ministro de Minería Alberto Echazú declaró que la prioridad para el gobierno es mantener las fuentes de empleo. "No es el mejor acuerdo pero para nosotros es importante mantener la fuente de trabajo", dijo a su vez Mitma sobre el renunciamiento salarial.

El presidente Evo Morales decretó un aumento de salarios del 12% este año casi similar a la inflación que el año pasado cerró en 11,6%.

Desde noviembre cuando comenzaron a caer los precios de los minerales unos 700 mineros perdieron sus empleos, aseguró el ministro de Trabajo, Walter Delgadillo.

Luego de tres años de buenos precios el zinc y el estaño son los minerales más afectados por la caída en las cotizaciones. El primero cayó a un precio por debajo de su costo de producción y el segundo está en un punto de equilibrio.

La minería, segundo rubro de exportación después del gas, en 2007 generó 57.000 empleos, de ellos 47.700 eran en cooperativas con tecnología atrasada y capital reducido.

Bolivia tuvo exportaciones totales por 4.490 millones de dólares ese año, de los cuales 1.396 millones de dólares correspondieron a la venta de minerales, principalmente a Corea del Sur.


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?