| 12/15/2010 2:55:00 PM

Minambiente anunció reubicación de 55.000 familias damnificadas

El Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial comienza a trabajar en un plan de reubicación de 55 mil hogares, ubicados en zonas no mitigables, informó la titular de la Cartera, Beatriz Uribe Botero.

Bogotá.- Al respecto, la Ministra indicó que “Nosotros ya teníamos un presupuesto y el Ministerio de Hacienda nos había duplicado los recursos para subsidios de vivienda urbana. En este momento no solamente atenderemos a personas en alto riesgo no mitigable, sino que hemos solicitado recursos adicionales para atender hechos inesperados”.

En total 275.569 viviendas están averiadas y 2.000 destruidas. A la fecha las viviendas a reconstruir o reubicar son 69.000, que representan el 25% de las viviendas averiadas. De esta cifra, 14.000 son rurales y 55.000 urbanas.

La Ministra indicó que el costo de estas viviendas es de $1,76 billones y las fuentes de financiación corresponden a $631.261 millones provenientes del Subsidio Familiar de Vivienda y el Fondo Nacional de Vivienda; $564.369 millones provendrán de las entidades territoriales y $564.369 millones adicionales del Fondo Nacional de Regalías y Presupuesto Nacional para cierre financiero..

“Tantos recursos como podamos tener en 2011, tantas familias que podremos reubicar. Lo mismo para el año 2012”, agregó.

La ministra Beatriz Uribe confirmó que no se trasladarán poblaciones a ciudades capitales, toda vez que se trata de gente que por generaciones ha vivido allí, que su hábitat, su economía y sus familias ancestralmente han estado en un determinado sitio.

Respecto a los habitantes de zonas aledañas al Canal del Dique aseguró que “hay varias opciones: reubicación de pueblos enteros o buscar mecanismos y tecnologías para construir vivienda, que se adapten a este tipo de fenómenos como casas flotantes o palafíticas”.

Igualmente, reiteró a los gobernadores y alcaldes la importancia de tener los proyectos de vivienda de interés social como opción integral, donde la población pobre pueda tener salud y convivir de manera armónica, para no tener que ubicarse en zonas de alto riesgo. “Tenemos la fuerza institucional para responder de la mano de gobernadores y alcaldes” afirmó.

Lo que estamos haciendo en todo el país, con prioridad para las familias afectadas es: Findeter otorga crédito a entidades territoriales para obras de urbanismo e infraestructura, el Ministerio apoya con subsidios y el Fondo Nacional de Ahorro acompaña con crédito para población pobre e informal. Los hogares en situación de alto riesgo son aproximadamente 350 mil hogares ubicados en zonas no mitigables.

“El mensaje en este momento, manifestó la alta funcionaria, es cambiar prácticas en materia ambiental, de infraestructura y de vivienda de interés social. Creo que tenemos oportunidades y mucho trabajo de aquí en adelante.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?