| 6/5/2008 12:00:00 AM

MinAgricultura pide colaboración a los ganaderos para evitar nuevos focos de aftosa

El jefe de cartera agropecuaria explicó que el caso de la enfermedad registrado en Cúcuta fue detectado gracias al control y la vigilancia que hay en todo el territorio nacional.

Bogotá.- El Ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, hizo un llamado este miércoles a los ganaderos del país para que con su ayuda contribuyan a evitar la llegada de nuevos casos de fiebre aftosa a Colombia.

“Necesitamos, por supuesto, la colaboración de los ganaderos para que no vayan a entrar ningún animal desde Venezuela, ningún animal desde el Ecuador. Al otro lado de la frontera hay mucha aftosa. Cualquier ganado que entre, cualquier intercambio, puede afectarnos el hato”, aseguró el Ministro.

Arias dijo que el foco de aftosa registrado en Cúcuta se detectó gracias al control y la vigilancia que hay en todo el territorio nacional.

“Lo detectamos nosotros por el control y la vigilancia que hacemos todo el tiempo. Eso se dio en la zona de frontera, en esa zona de seguridad que nosotros tenemos para proteger a toda Colombia de esa enfermedad”, señaló el funcionario.

Manifestó que si bien el caso de aftosa en la frontera con Venezuela se trato de un hecho aislado, de todas formas en el país existen las zonas de protección para controlar y evitar que se afecte el programa ‘Colombia cien por ciento libre de aftosa’.

“Este año, si Dios quiere, vamos a tener el reconocimiento de país cien por ciento libre de aftosa. Y esto lo que demuestra es que lo controles funcionan, que se controla tanto esa zona de frontera y esa zona de seguridad que eso es lo que blinda a Colombia”, sostuvo Arias.

En su pronunciamiento, el Ministro recordó que la fiebre aftosa no afecta la salud de las personas sino de los animales.

 

 

SP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?