| 8/23/2010 3:40:00 PM

Millonario empresario regala US$9.800 a familia de cada minero atrapado

El millonario empresario minero Leonardo Farkas regaló hoy cinco millones de pesos (unos US$9.803) a la familia de cada uno de los 33 obreros que llevan 18 días atrapados en una mina del norte de Chile.

Santiago.- Anunció, además, que promoverá en el país una campaña para reunir US$1 millon para cada uno de los trabajadores que han logrado sobrevivir a casi 700 metros desde el pasado 5 de agosto y cuyo rescate desde las profundidades, según los expertos, tardará varios meses.

Farkas, que suele hacer millonarias donaciones, lanzar puñados de billetes al aire en lugares concurridos o dejar cuantiosas propinas en restaurantes, es dueño de la mina Santa Fe, situada no lejos de la mina San José, en la que se ha desarrollado el drama de los 33 trabajadores.

El empresario llegó a la mina en un impresionante todoterreno Hummer, acompañado por el alcalde de la ciudad de Copiapó, Maglio Cicardini, y personalmente entregó a los familiares los 33 cheques por cinco millones de pesos cada uno.

Respecto de la campaña para reunir US$1 millon para cada uno de los trabajadores, dijo que la promoverá especialmente en el sector empresarial e hizo un llamamiento a sus colegas del sector minero a ayudar también a los mineros atrapados y sus familias.

"No es todo para la Teletón", afirmó, en alusión a la periódica campaña que se realiza en Chile a favor de los niños minusválidos, en cuya última edición donó mil millones de pesos (US$1,96 millones).

La idea de la campaña, dijo, es que cada uno de los 17 millones de chilenos done 1.000 pesos (US$1,80), con la meta de entregar US$1 millón a cada superviviente y así puedan dejar de trabajar.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?