| 10/30/2005 12:00:00 AM

Miles de agricultores marchan para pedir TLC justo en Perú

El sector agrario opuesto al TLC afirma que el 95% del agro nacional no estaría preparado para afrontar este acuerdo.

Unos 4.000 agricultores marcharon el miércoles en esta capital para pedir al gobierno que negocie un tratado de libre comercio con Estados Unidos, que sea justo y equitativo, frente al temor de que el acuerdo comercial perjudique a los productores peruanos.

Alrededor de 4.000 manifestantes, según reportes radiales, se movilizaron pacíficamente por las calles del centro de Lima hacia la sede del Congreso, exigiendo un TLC "bien negociado" y bajo el lema "el agro no se vende".

Sus dirigentes han señalado que de la forma cómo se viene negociando el TLC, alrededor de un millón 500 mil agricultores peruanos se verían afectados.

El sector agrario, sin embargo, se encuentra dividido, puesto que los agroexportadores alientan las negociaciones por el TLC y se mantuvieron al margen de la manifestación.

Productos de exportación a los Estados Unidos, como espárragos, mangos y páprika (pimentón), han experimentado un significativo crecimiento en los últimos años.

El ministerio del Comercio Exterior y Turismo, en un aviso de una página entera publicado en los diarios el miércoles, aseguró que "el TLC permitirá que tanto los pobres urbanos como los pequeños agricultores accedan a alimentos más baratos, lo que contribuirá a reducir los niveles de pobreza en el campo y la ciudad".

Asimismo, dijo que los productos peruanos verdaderamente sensibles no se abrirán inmediatamente a la competencia "de la noche a la mañana", sino en plazos de hasta 20 años.

El sector agrario opuesto al TLC afirma que el 95% del agro nacional no estaría preparado para afrontar este acuerdo, pues sería absorbido por la agricultura estadounidense, con millonarios subsidios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?