| 5/12/2009 12:00:00 AM

Microsoft quiere recaudar US$3.750 millones en deuda

SEATTLE — Microsoft Corp. colocó en el mercado una emisión de bonos de deuda por US$3.750 millones, la primera en la historia del principal fabricante de software del mundo.

Microsoft dijo en un mensaje el lunes a la Comisión de Valores que la emisión se compone de bonos con vencimientos a cinco, 10 y 30 años.

La compañía anunció que emitirá US$2.000 millones en bonos del 2,95% con vencimiento el 1 de junio de 2014, así como US$1.000 millones de bonos del 4,20% con vencimiento el 1 de junio de 2019 y otros US$750 millones en bonos del 5,20% con vencimiento el 1 de junio de 2039.

Esta es la primera operación de este tipo en los 23 años de historia del gigante informático.

El fabricante de software señaló que usará los fondos para financiar la operación en general de la compañía, incluyendo posibles nuevas adquisiciones y recompra de acciones.

En septiembre, la junta directiva de Microsoft autorizó a la compañía a pedir prestado hasta US$6.000 millones. Microsoft cuenta con la máxima calificación crediticia de la agencia de calificación de riesgo Standard & Poor's.

La autorización ocurrió justo antes de que las tasas de interés aumentaran. Microsoft, que tiene más de US$25.000 millones en efectivo, pudo esperar hasta que las tasas de interés bajaran para anunciar la operación.

Las emisiones de deuda se redujeron el otoño pasado pero se recuperaron en enero. La operación del gigante informático se da poco después de otras ofertas de Whirlpool Corp., Nokia Inc. y Starwood Hotels & Resorts Worldwide Inc.

J.P. Morgan Securities Inc. es el principal asegurador de la operación. La emisión de deuda cerrará el 18 de mayo.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?