| 8/19/2005 12:00:00 AM

Microsoft compra Teleo para competir en voz por Internet

La empresas no han desvelado el monto desembolsado por Microsoft

Microsoft ha anunciado la adquisición de la compañía Teleo, proveedor de servicios y software de voz sobre IP (VoIP), con lo que espera combinar su tecnología con MSN "para desarrollar productos y servicios más completos". La corporación entra de lleno en una nueva batalla, esta vez en el suculento mercado de la voz por Internet, cuyo paradigma es Skype.

Teleo es una empresa privada creada para ofrecer un servicio también denominado Teleo, diseñado para permitir a los usuarios utilizar su ordenador para mantener conversaciones con otros PC o con teléfonos fijos, funcionalidad esta última que ahora no tiene MSN Messenger.



Según Microsoft, "a través de la integración con Microsoft Outlook y Microsoft Internet Explorer, el servicio Teleo está diseñado para facilitar la marcación de cualquier número de teléfono que aparezca en la pantalla del ordenador con sólo un clic ('click-to-call')". Dicha integración se producirá, según la compñaía, a finales de este año.



Desde el pasado abril, cuando se lanzó la versión 7.0 de MSN Messenger, los usuarios pueden realizar llamadas de voz y videoconferencia a pantalla completa gratuitas entre PC, tal y como sucede con Yahoo!, AOL -uno de los servicios más completos- o Google (PC to PC), más recientemente.



El movimiento de Microsoft es similar al de Yahoo!, que compró comienzos del verano un compañía de telefonía en Internet, llamada Dialpad, con la capacidad de ofrecer llamadas telefónicas similares a las de Teleo.



Teleo, Google y Skype usan un 'software' de proceso de voz de una compañía noruega llamada Global IP Sound, informa Reuters.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?