| 10/28/2013 11:10:00 AM

Microsoft celebra un trimestre récord

El gigante tecnológico Microsoft sorprendió a los inversores con unos resultados trimestrales de récord en un momento en el que trata de redefinirse como una compañía de dispositivos y servicios y está a la búsqueda de un nuevo consejero delegado.

Entre el 1 de julio y el 30 de septiembre la empresa logró un beneficio neto de 5.244 millones de dólares, un 17,4 % más que en el mismo período en 2012, mientras que sus ingresos se situaron en 18.529 millones de dólares, un 15,7 % más interanual, según el balance presentado hoy.

"Hemos visto fortaleza en todos nuestros equipos y se ha generado un récord de ingresos para el primer trimestre (de su ejercicio fiscal 2014) incluso mientras estamos atravesando una transición de negocio fundamental", explicó la jefa financiera de Microsoft, Amy Hood, en un comunicado.

Los activos de los creadores de Windows subieron como la espuma en las negociaciones realizadas tras el cierre de la sesión bursátil en Wall Street, donde las estimaciones de los analistas barruntaban unos resultados más modestos.

En un punto, los títulos de Microsoft se intercambiaron un 6 % más caros que su última cotización del día en el parqué neoyorquino.

Es una de las subidas más fuertes experimentadas por los activos de la entidad desde que el pasado 23 de agosto se hacía público que su líder, Steve Ballmer, dejaría el cargo en un plazo de doce meses.

El anuncio de Ballmer, de 57 años, hizo que las acciones subieran un 8,7 por ciento.

Ballmer, quien aún no tiene sustituto, se irá dejando el camino marcado. Un Windows totalmente renovado (Windows 8), una gama de tabletas diseñadas para tener una funcionalidad laboral (Surface Pro), una nueva consola que crezca sobre el exitoso legado de la anterior (Xbox One), y una amplia oferta de servicios en la nube.

Microsoft tiene aún que recuperar con Windows Phone el terreno perdido con sus rivales en el sector del móvil donde la compra del negocio telefónico de Nokia a principios de año ayudará a acelerar el proceso.

Nokia acaba de presentar la tableta de 10 pulgadas Lumia 2520, así como el teléfono de gran tamaño Lumia 1520, en los que Microsoft tiene puestas muchas expectativas.

La empresa tiene aún que ponerse al día en aplicaciones para su Windows Phone.

Las tabletas Surface, que tuvieron una tibia acogida cuando aparecieron en octubre, van ganando tracción en el mercado. Microsoft no reveló las unidades vendidas pero afirmó que habían generado ingresos por 400 millones de dólares en el último trimestre, el doble que entre abril y junio.

La segunda generación de esos dispositivos comenzó a comercializarse este mes en el que también salió la actualización de Windows (Windows 8.1) que tuvo "críticas favorables" y "entusiasmo" de los consumidores, dijo Hood, quien adelantó un gran final de año para la empresa gracias al debut de Xbox One en noviembre.

Microsoft se prepara para el mayor lanzamiento de la historia de sus consolas. La mitad del inventario de productos de la compañía en estos momentos son Xbox One.

Las ganancias derivadas de la venta de Windows, tabletas y videoconsolas creció un 4 % en el último trimestre y supusieron un 40 % de los ingresos totales de la empresa.

Las ventas de dispositivos equipados con Windows cayeron un 7 % empujados por la tendencia a la baja de la demanda de PC, si bien la compañía de Redmond temía que el descenso fuera de un 15 %.

El principal área de negocio de Microsoft fue sus servicios comerciales (SQL Server, Lync, SharePoint, Exchange y otros), que recaudaron un 10 % más entre julio y septiembre que en el mismo período en 2012.

La publicidad derivada de las búsquedas en internet, liderada por Bing, se incrementó un 47 %, mientras que los ingresos comerciales en la nube subieron un 103 %.

EFE/D.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?