| 10/20/2006 12:00:00 AM

Microsoft capacitará a la población desmovilizada

Por medio de la iniciativa de Integración Social para la Generación de Oportunidades Productivas, que se conocerá como programa ‘Mi Llave’, el Gobierno y Microsoft buscarán contribuir activamente en la integración social y económica de las personas desmovilizadas, así como población afectada por la violencia.

Bogotá.- El Gobierno Nacional y Microsoft Internacional firmaron este jueves un convenio de cooperación con el que se pondrá al servicio ocho centros de capacitación en sistemas para desmovilizados y se espera consolidar una base de datos de perfiles y seguimiento a dicha población.

El proyecto tiene una proyección de tres años, para lo cual Microsoft donó más de 234 mil dólares en efectivo y más de 77 mil dólares representados en software. Los dos primeros centros serán activados en Cúcuta y Montería, donde se busca beneficiar directamente a 200 personas e impactar a cerca de 1.400 usuarios potenciales en el primer año.

En el segundo año de vigencia del convenio serán instalados centros en Cali, Buenaventura y Apartadó, para atender a 650 participantes, con un potencial de 3.850 usuarios de la comunidad. En el tercer año, los centros llegarán a Sincelejo, Bucaramanga y Villavicencio, donde se espera atender a 1.265 desmovilizados y unos 6.800 usuarios de la zona.

“Conocemos y somos concientes de los esfuerzos de Colombia por alcanzar la paz. Por eso vamos a contribuir con el programa de reintegración de personas afectadas por la violencia para generar –con la tecnología como principal herramienta- oportunidades que le permitan a esta población la inclusión, social, laboral, educativa y económica”, expresó el presidente de Microsoft Internacional, Jean-Philippe Courtois, durante la firma de los convenios.

El propósito del programa ‘Mi Llave’ es maximizar el uso de los recursos tecnológicos, físicos y humanos y de este modo convertirse no sólo en una base para la capacitación, sino para la orientación y el acompañamiento en la generación de oportunidades productivas, atendiendo a su vez las necesidades de la comunidad residente en los lugares donde se crearán los centros.

Una de las metas es que los desmovilizados, luego de ser capacitados en dichos centros, puedan iniciar una labor con las propias comunidades extendiendo sus conocimientos.

El Alto Consejero para la Reintegración, Frank Pearl, destacó que lo más relevante de esta iniciativa es que una empresa privada de tal magnitud se vincula activamente para brindar programas que ayuden a una exitosa inserción sociolaboral de exguerrilleros y exparamilitares.

El convenio también incluye el apoyo al Sistema de Acompañamiento, Monitoreo y Evaluación (SAME), con el cual se podrá tener una base de datos consolidada con cada uno de los perfiles de los desmovilizados.

Este elemento permitirá hacer un seguimiento a los frentes de acción de la reintegración. Es decir, con este programa se podrán conocer cuáles fueron o son los beneficios que reciben actualmente cada una de estas personas en salud, educación, capacitación y demás. Finalmente, la firma de los acuerdos fue el escenario para que el Alto Consejero para la Reintegración, Frank Pearl, anunciara la puesta en marcha del Fondo Privado de Inversión, que cuenta con el apoyo inicial de Microsoft.

A través de este fondo se espera conseguir recursos del sector privado para ser invertidos en los programas de reintegración, como capacitación y como capital semilla para microempresas.
 
 
SNE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?