| 9/28/2007 12:00:00 AM

Michelin lanza la nueva llanta energy saver

La Energy Saver ha sido seleccionada como equipamiento original para el nuevo Peugeot 308. La tecnología utilizada permite ahorrar cerca de 0,2 litros de combustible por cada 100 km en ciclo mixto, es decir, una reducción de aproximadamente 4 g de CO2 por km.

Bogotá.- En pasado Salón de Frankfurt, Michelin expuso la más avanzada tecnología en llantas. En esta ocasión, presentó la Energy Saver, el nuevo modelo más reciente de la gama Energy, dedicada a la movilidad de personas y bienes y a la vez diseñada especialmente para proteger el medio ambiente y proporcionar más seguridad. Esta promesa está respaldada por un desempeño efectivo en el mundo concreto, con cifras que lo comprueban.


La nueva llanta mejora la eficiencia energética del automóvil y proporciona fuerte adherencia con seguridad excepcional, además del mejor kilometraje de la clase. Por lo anterior, la nueva llanta permite a los usuarios ahorrar dinero y a la vez conservar el medio ambiente.

La tecnología empleada en la Energy Saver permite ahorrar aproximadamente 0,2 litros de combustible en cada 100 kilómetros, a la vez se reducen las emisiones de CO2 en cerca de 4 gramos por kilómetro. Durante toda la vida útil del automóvil eso representa aproximadamente una tonelada de CO2 que deja de emitirse hacia la atmósfera. Por comparación, serían necesarios 40 árboles para absorber esa cantidad de gas en un año.


Esos resultados han sido impulsados por grandes inversiones en investigación y desarrollo. Michelin invierte cerca de 4% de sus ventas netas anuales en su Centro de Tecnología, cuyos programas están firmemente concentrados en reducir el impacto ambiental de cada llanta Michelin. La Energy Saver ya ha llegado a la cuarta generación de llantas Michelin con baja resistencia a la rodadura para vehículos de turismo.


Siempre que la rueda gira, la llanta se comprime bajo la carga para adherirse a la carretera. Eso calienta el caucho y resulta en la pérdida de parte de la energía transmitida por el motor, un fenómeno que se conoce como resistencia a la rodadura. La energía es generada por el combustible consumido, y por ende, al reducir la resistencia a la rodadura, también se reduce el consumo de combustible y, consecuentemente las emisiones de gases del efecto invernadero, como el dióxido de carbono.

La compañía se ha concentrado en la resistencia a la rodadura porque, contrariamente a determinadas nociones preconcebidas, la mayor parte del impacto ambiental producido por la llanta ocurre durante el uso (86%) y no durante su fabricación o descarte. La nueva llanta mejora la resistencia a la rodadura en cerca de 20%*, y la cantidad de energía de tracción necesaria. La economía de energía resultante se puede comparar al desempeño promedio de las cinco marcas Premium que más se venden. Introducida por primera vez en 1992, la Energy es la primera llanta del mundo cuyo compuesto de caucho incluye sílice, un material que ayuda a reducir la resistencia a la rodadura.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?