| 5/22/2007 12:00:00 AM

México usará infraestructura para impulsar economía

El subsecretario de Transporte de la SCT, Manuel Rodríguez, refirió que el principal impulso será a través de infraestructura carretera, aunque también se consideran obras en ferrocarriles, puertos, aeropuertos y terminales multimodales.

México.- México busca acelerar las inversiones en infraestructura en un intento por impulsar la economía nacional frente a una desaceleración de su principal socio, Estados Unidos, anunciaron el martes funcionarios de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

"Estamos muy conscientes del efecto que tiene sobre nuestra economía la desaceleración de la economía de los Estados Unidos", dijo Rodríguez en rueda de prensa.

Añadió que "por ende hemos redoblado esfuerzos con el fin de ejercer el presupuesto que nos otorgó el Congreso y poder coadyuvar a aumentar la demanda interna, con el fin de fortalecer nuestra economía".

La economía del país ha crecido a una tasa más lenta en los últimos meses, en consonancia con la desaceleración prevista para la de Estados Unidos, a la que está ligada mayoritariamente el comercio mexicano.

En el primer trimestre del 2007 el crecimiento fue de 2,6%, por debajo del 4,3 del anterior trimestre y el 4,8% durante todo el 2006.

Las autoridades se han visto obligados a revisar a la baja sus pronósticos para el cierre del 2007.

El Banco de México recortó su estimación a un rango de entre 3% y 3,5% para todo 2007, cuando el pronóstico anterior era de 3,25% a 3,75%.

La Secretaría de Hacienda también ha bajado su estimación de 3,6% a 3,3%.

El subsecretario de Infraestructura de la SCT, Oscar de Buen, dijo en la misma rueda de prensa que hasta el momento se ha ejecutado más de la mitad del presupuesto de 30.000 millones de pesos (unos 2.790 millones de dólares) para infraestructura carretera.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?