| 3/31/2008 12:00:00 AM

Mexicana Cemex vende 9.5% de telefónica Axtel

Monterrey.- Cemex, la tercera mayor cementera del mundo, dijo el lunes que vendió una participación de un 9.5 por ciento en la telefónica mexicana Axtel por 257 millones de dólares, que usará para pagar deuda. 

Cemex dijo en un comunicado que una de sus subsidiarias vendió 119 millones de títulos de Axtel, que representa un 90 por ciento de su participación en la telefónica.

La operación se realizó a través de un contrato de futuros de acciones (Forward) a un plazo de tres años con el banco de inversión Credit Suisse y el español BBVA Bancomer, mediante el cual la cementera recibirá beneficios adicionales si los títulos de Axtel aumentan de precio.

"La desinversión en Axtel está en línea con la estrategia de Cemex de reducir deuda después de la reciente adquisición de Rinker," dijo Héctor Medina, vicepresidente de Planeación y Finanzas de Cemex, citado en un comunicado de Axtel.

Cemex, con operaciones en más de 50 países, concretó a mediados del año pasado la adquisición de la productora de materiales de construcción australiana Rinker en 16,000 millones de dólares, que financió mayormente con deuda.

La cementera mexicana, con oficinas en la norteña ciudad de Monterrey, ha ofrecido a sus inversionistas reducir sus niveles de deuda a 2.7 veces su flujo de operación para mediados del 2009, desde el 3.6 veces con el que cerró el 2007.

Las acciones de Axtel en la bolsa mexicana cerraron el lunes con un alza de un 5.12 por ciento, a 22.99 pesos, antes del anuncio, mientras que las de Cemex ganaron un 1.30 por ciento, a 28.12 pesos.

Cemex ha visto golpeado el precio de sus acciones en los últimos meses debido a la crisis de vivienda en Estados Unidos y a la debilidad en los volúmenes de venta en México, España y Reino Unido.

(1 dólar=10.642 pesos)

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?