| 5/20/2010 12:00:00 PM

Merkel pide endurecer la regulación financiera mundial

La canciller alemana Angela Merkel pidió a las potencias económicas mundiales crear una regulación financiera mundial más estricta y enviar así una "señal de fortaleza", pero sus palabras no redujeron los temores sobre si ella y otros mandatarios europeos tienen el control de la crisis en su propio continente.

Berlín  — Las acciones europeas y el euro cayeron el jueves, ante la incertidumbre creada por una medida unilateral alemana de prohibir algunas prácticas de especulación en bonos y acciones bancarias.

Esto fue visto por algunos como una señal de que Merkel y otros líderes europeos realizan de forma descoordinada sus esfuerzos para reforzar las finanzas gubernamentales en los 16 países de la eurozona, a pesar de su acuerdo sobre un paquete de rescate de un billón de dólares acordado para los países que enfrenten el incumplimiento de su deuda.

El paquete apaciguó el temor en los mercados de una caída inminente, pero las preocupaciones al largo plazo sobre la economía europea continúan afectando el estado de ánimo.

Merkel recordó que durante el peor momento de la crisis financiera en 2008, cuando los gobiernos tuvieron que inyectar sumas millonarias de los contribuyentes para rescatar a los bancos y otras instituciones financieras, el G20 acordó que "cada producto, cada actor y cada centro financiero debería ser regulado".

"Le prometimos eso a la gente", agregó.

"Ahora después de un año y medio o dos años la gente dice '¿Cuál fue el resultado?''', dijo. "En algún momento tenemos que darles la prueba y decir: 'Miren, hemos hecho esto' y ese punto no debe estar muy lejos".

"Les pido lo siguiente: Enviemos una señal común de fortaleza en la cumbre del G20" en Canadá el mes próximo, dijo Merkel durante una conferencia sobre regulación.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?