| 5/30/2010 10:00:00 AM

Merkel pasa de la gloria a la desgracia

Hace nueve meses la revista Forbes proclamó a la canciller alemana Angela Merkel la mujer más poderosa del mundo por cuarto año consecutivo. Empero en los últimos meses, su manejo de la crisis económica del continente le ha costado popularidad en Alemania y el extranjero.

Angela Merkel impresionó a los alemanes y extranjeros con su ascenso al poder: la hija de un pastor protestante de Alemania oriental se hizo con el control de un partido conservador dominado por hombres y pasó a ser la primera canciller de Alemania en el 2007.

Fue ensalzada por organizar la conferencia del G8 en Heiligendamm en el 2007; reparó sus relaciones con Estados Unidos, agriadas por la guerra de Irak y parecía que Europa podía aprobar decisión política o económica alguna sin el visto bueno de Merkel.

En el panorama internacional, Merkel, de 55 años, ha sido criticada por retrasar su respaldo al plan de rescate de Grecia.

"Durante meses, Merkel resistió todos los pedidos — de otros líderes europeos y Washington — para que fuera una líder europea", indicó el diario The New York Times en un editorial publicado el miércoles.

Influida por las elecciones estatales del Norte del Rin-Westfalia a principios de mayo, intentó postergar la decisión del rescate hasta después de los comicios. Al final, sus socios europeos la presionaron para que respaldara el plan días antes de los comicios y el partido de la canciller perdió esas elecciones.

Esa conducta "indica la fatal inclinación alemana al aislamiento que creímos pertenecía al pasado", dijo el diario alemán Tagesspiegel el sábado en un editorial.

Ahora, al igual que Grecia, España o Italia, Merkel tendrá que reducir el gasto público. La canciller eliminó ya sus promesas de reducir los impuestos, pero sigue encarando un abultado déficit federal y el gobierno tendrá que decidir en los próximos 10 días la reducción del gasto público y posiblemente un aumento de los impuestos.

Sus detractores han insistido que su nueva coalición no ha tenido grandes logros en siete meses de gobierno. Su popularidad entre los alemanes ha caído 10 puntos al 48% — su peor actuación desde fines del 2006.

De las 1.000 personas encuestadas esta semana por Infratest Dimap, el 58% creyó que el anterior gobierno de Merkel de conservadores y social demócratas fue mejor que la presente coalición formada en octubre con los demócratas libres.

Solamente el 34% dijo que el gobierno de Merkel adoptó las decisiones acertadas para superar la crisis.

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?