| 8/28/2012 9:00:00 AM

Merkel buscará la complicidad de China para resolver la crisis del euro

La canciller alemana, Angela Merkel, buscará la complicidad de China para ayudar a resolver la crisis de la zona del euro en su viaje a Pekín para celebrar consultas bilaterales esta semana.

Berlín. Un día antes de que Merkel partiera hacia Pekín, fuentes gubernamentales germanas subrayaron que China juega ya un importante papel en la solución de la crisis de la deuda a través del Fondo Monetario Internacional.

En ese sentido destacaron que la canciller alemana pedirá una participación mas activa aún de las autoridades de Pekín, a las que animará a comprar directamente deuda pública de países en crisis, como España o Italia.

La canciller visitará oficialmente China el 30 y 31 de agosto acompañada por siete de sus ministros y dos secretarios de Estado, y se entrevistará con el primer ministro, Wen Jiabao, así como con el jefe del Estado, Hu Jintao, entre otras autoridades.

Las mismas fuentes comentaron que Merkel abordará también la situación en Siria e instará a sus interlocutores chinos a que desbloqueen las negociaciones en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde Pekín y Moscú paralizaron resoluciones con sanciones contra el régimen sirio.

Además, con motivo de la visita de la canciller, en Berlín se baraja un posible gran pedido de aviones del consorcio europeo Airbus, pues Merkel visitará junto a Wen Jiabao la planta de Tianjin en la que actualmente se montan aparatos del tipo A320.

La visita de Merkel coincide con el proceso de cambios políticos en China y se espera que sea recibida también por Xi Jinping, virtual sucesor de Hu Jintao, así como por Li Keqiang, previsible sucesor de Wen Jiabao.

EFE

                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?