| 12/17/2010 1:15:00 PM

Mercosur adopta ambiciosa agenda de modernización

En los albores de su vigésimo aniversario, el Mercosur adoptó el viernes un ambicioso programa de modernización con el cual el bloque pretende ir más allá de la integración comercial, pero su puesta en marcha tomará al menos una década.

Iguazú.- Al cerrar una reunión presidencial en la ciudad fronteriza brasileña de Foz do Iguazú, los gobernantes de los países del Mercosur adoptaron un plan para consolidar la unión aduanera, crear un Estatuto de Ciudadanía y adoptar metas sociales más ambiciosas que las metas del milenio de la ONU.

Sin embargo, la mayor parte de las iniciativas están sujetas a negociaciones con un calendario que dejará el bloque suramericano a las puertas de su trigésimo aniversario. Mercosur fue fundado en marzo de 1991 con la firma del Tratado de Asunción.

"Nuestras decisiones en Foz do Iguazú lanzan las bases para los próximos diez años. El simple hecho de que volvimos a pensar en el largo plazo ya es extraordinario", manifestó el presidente anfitrión Luiz Inácio Lula da Silva. "Inauguramos una nueva fase de consolidación profunda del bloque", afirmó.

La cita reunió a los presidentes de los cuatro países del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), además de los gobernantes de Bolivia (Evo Morales) y Chile (Sebastián Piñera), países que son miembros asociados del bloque, mientras que los mandatarios de Guayana y Suriname asistieron como invitados.

Otros países asociados, como Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, estuvieron representados por otros funcionarios.

"Esta cumbre es un hito en la evolución del Mercosur, tenemos mucho de qué sentirnos orgullosos", manifestó Lula. "En apenas dos décadas conseguimos hacer del Mercosur un proyecto histórico de integración política, económica y social", añadió.

En sus acuerdos finales, los presidentes adoptaron un programa de consolidación de la unión aduanera mediante la eliminación de las excepciones a la tarifa externa común del Mercosur, con un calendario de ejecución a 10 años de plazo.

Asimismo, lanzaron negociaciones para un acuerdo de inversiones que contempla medidas de protección y tratamiento nacional para inversiones de un país miembro en otro.

También determinaron anticipar para 2011, en lugar de 2015, la adopción de un marco regulatorio para el comercio de servicios con la eliminación de obstáculos para ese comercio y un acuerdo de defensa de la competencia .

Además, acogieron el proyecto de Estatuto de Ciudadanía del Mercosur, que debe estar concluido en diez años, con disposiciones como la libre circulación de personas, control integrado de fronteras, un sistema regional de defensa del consumidor y mayor facilidad para el reconocimiento mutuo de títulos universitarios.

Al mismo tiempo, adoptaron metas sociales en campos como salud y educación más ambiciosas que las "metas del milenio adoptadas por la ONU".

El bloque también aprobó la creación del cargo de Alto Representante del Mercosur, quien tendrá a su cargo la representación de los países miembros ante organismos internacionales y generar consensos al interior de la unión.

En la cita, Brasil transfirió la presidencia del bloque a Paraguay, cuyo gobernante Fernando Lugo festejó los acuerdos concluidos el viernes como el inicio de una nueva fase para el bloque.

"Estas conquistas pueden ser el inicio de un proceso pujante para revertir una historia de atrasos en una región tan rica como la nuestra", declaró Lugo, quien manifestó que la presidencia paraguaya del Mercosur dará énfasis a la agenda social.

Para el líder uruguayo José Mujica, los acuerdos marcan una nueva fase de madurez para la unión aduanera.

"Mercosur es un bebé, es joven, tiene mucho por delante. Recién estamos caminando", manifestó Mujica.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?