| 2/3/2011 12:30:00 PM

Merck gana la mitad en 2010 y entra en pérdidas en el cuarto trimestre

La farmacéutica estadounidense Merck, la segunda mayor del mundo, vio caer su beneficio anual a la mitad en 2010 y entró en pérdidas en el cuarto trimestre del año, a causa de los costes derivados de la compra de Schering-Plough y otros costes extraordinarios.

Nueva York - La compañía anunció hoy que en 2010 ganó 861 millones de dólares (28 centavos por acción), lo que supone un descenso del 93% respecto a la ganancia acumulada un año antes que está relacionado también con la interrupción por cuestiones de seguridad de los estudios clínicos de uno de sus medicamentos en pruebas más importante, Vorapaxar, destinado a disminuir el riesgo de trombosis.

Sólo en el cuarto trimestre del año pasado, Merck incluso incurrió en pérdidas de 531 millones de dólares (17 centavos por acción), frente a los 6.494 millones de dólares (2,35 dólares por título) que había ganando en el mismo periodo de 2009.

Este empeoramiento del resultado neto de la empresa con sede en Nueva Jersey se produjo pese a que Merck fue capaz de aumentar su facturación tanto en el cuarto trimestre (cuando avanzó un 20% y alcanzó los 12.094 millones de dólares) como en el conjunto de 2010 (cuando aumentó un 68% y llegó a 45.987 millones), gracias en parte a los productos aportados Schering-Plough.

El lastre de las cuentas de la farmacéutica fue el coste extraordinario de 11.400 millones de dólares (3.900 millones sólo en el cuarto trimestre) relacionado con la compra de su competidora Schering-Plough en noviembre de 2009 por 49.600 millones de dólares y con la revisión de las ganancias que estaban previstas gracias a su medicamento Vorapaxar, entre otros factores.

De no haber tenido que anotar esos costes extraordinarios, la compañía habría ganado 88 centavos por acción en el cuarto trimestre y 3,42 dólares por título en todo 2010.

"Merck anunció hoy datos de un cuarto trimestre de alta calidad, caracterizado por una fuerte evolución de los ingresos, la reducción de costes y el crecimiento de las ganancias a un ritmo de dos dígitos" una vez descontados los gastos extraordinarios, dijo su presidente y consejero delegado, Kenneth Frazier, en un comunicado.

En su opinión, "estos resultados demuestran claramente los beneficios de la fusión de Merck (con Schering-Plough), con una mayor cartera de productos y expansión internacional".

"De cara al futuro, nuestro trabajo se centrará en el desarrollo del crecimiento sostenible y rentable", añadió Frazier. "Al salir de nuestro primer año como una empresa combinada, los empleados de Merck en todo el mundo están llenos de energía y entusiasmados por capitalizar las nuevas oportunidades que tenemos de aportar valor a pacientes, clientes y accionistas".

Sin embargo, la compañía revisó a la baja su previsión de beneficio para 2011, para dejarlo entre 3,64 y 3,76 dólares por acción.

Estas cuentas y la revisión de las previsiones no gustaron en Wall Street, lo que se tradujo en un descenso de las acciones de Merck del 3% poco después de la apertura del mercado.

Este valor era el único de los treinta que conforman el Dow Jones de Industriales, la principal referencia de la Bolsa de Nueva York, que bajaba más de un punto porcentual, lo que arrastró al conjunto del índice, que caía a esta hora un 0,25%.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?