| 9/9/2009 12:00:00 AM

Mercados de América Latina

Los inversionistas retiraron el miércoles su dinero de los activos seguros para ponerlo a trabajar en las nuevas emisiones de deuda de los mercados emergentes, luego de que la aversión al riesgo mostrara algunos indicios de desvanecimiento.

Nueva York  - El peso mexicano operó con volatilidad, afectado por un nuevo proyecto de ley en materia fiscal que los inversionistas temen afecte el crecimiento económico.

Aunque la deuda operó al alza, las monedas y las acciones de Latinoamérica estuvieron bajo presión, pese a un informe positivo de los 12 bancos de la Reserva Federal estadounidense.

El informe sostenía que la economía estadounidense mostró signos de mejoría.

El índice EMBI+ de JP Morgan mostró que los diferenciales entre los rendimientos de la deuda emergente y los de los bonos del Tesoro estadounidense se redujeron dos puntos a 350 puntos.

Sin embargo, los mercados bursátiles de las economías emergentes no operaron de la misma forma que las bolsas de los países desarrollados, que tocaron nuevos máximos para el 2009.

El intento por aumentar los ingresos y levantar las finanzas públicas en momentos en que el país sufre por una profunda recesión llevó a Standard & Poor's a declarar que la reforma impositiva es una medida correcta.

No obstante, señaló que el futuro de la calificación de crédito del país dependerá de la versión que finalmente apruebe el Congreso.

Por su parte, Fitch dijo que la propuesta muestra que el Gobierno actúa con seriedad en su intento de apuntalar las finanzas públicas.

Pero el impulso de las agencias calificadoras duró poco tiempo, opacado por los cuestionamientos de los inversionistas del impacto que tendrían los impuestos más altos y la reducción en el gasto.

"Creemos que el plan en su forma actual representa 'lo mínimo' necesario para evitar una baja en la calificación de crédito", dijo RBC Capital Markets en Toronto.

El peso mexicano cayó un 0,81 % a 13,4690 pesos por dólar en las operaciones de la tarde.

El real brasileño retrocedió un 0,38 % a 1,834 reales por dólar, mientras que el peso colombiano se depreció un 0,47 % a 2.011,5.

En los mercados bursátiles, el índice MSCI para acciones de América Latina cayó un 0,4 %, mientras que el MSCI para todos los mercados emergentes perdió 0,24 %después de haber registrado un máximo de un año.

La emisión de deuda ha sido ligera este año, ya que las restricciones por la crisis financiera fueron fuertes, llevando a precios de descuento en varias ofertas a comienzos de año de parte de compañías que no podían darse el lujo de esperar para mejores condiciones.

El fabricante de acero brasileño CSN planea vender hasta US$750 millones en bonos globales, mientras que la compañía de telefonía mexicana Axtel se reunirá con sus inversionistas la próxima semana para vender nueva deuda.

 



(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?