| 10/10/2008 12:00:00 AM

Mercados de América Latina con otro día negro, acciones sin piso

Buenos Aires.- Los mercados de América Latina vivían el viernes otro día de colapso, con las acciones y monedas derrumbándose sin encontrar piso entre temores a millonarias pérdidas de empresas, mientras los diferenciales de deuda emergente tocaban su nivel máximo en cinco años.

La ola vendedora mundial, que incrementaba la presión sobre los activos de riesgo, se ensañaba especialmente con la Bolsa de Valores de Sao Paulo, que cuando caía un 10,19 por ciento siguiendo a la apertura negativa de Wall Street, debió accionar una interrupción de los negocios.

Los principales índices bursátiles estadounidenses cayeron más de un 7 por ciento en la apertura en medio de la desesperación de inversores por los riesgos de una recesión mundial causada por la crisis financiera. Posteriormente recortaban pérdidas y hasta pasaron en un momento a terreno positivo en una sesión extremadamente volátil.

"Lo que había es una desconfianza en relación a nuevas quiebras en Estados Unidos", dijo un operador en Sao Paulo.

La bolsa mexicana caía un 2,45 por ciento, con su principal índice el IPC en los 19.812,45 puntos. Previamente, en sus primeras operaciones, la bolsa de México llegó a bajar un 4,12 por ciento.

Las acciones chilenas se derrumbaron más del 5 por ciento en la apertura del viernes, aunque luego moderaron las pérdidas. El referencial IPSA de la Bolsa de Comercio de Santiago llegó a caer a 2.084,08 puntos.

La bolsa argentina seguía la tendencia, con una caída de su índice líder Merval de un 2,35 por ciento, a 1.258 puntos.

En tanto, las principales monedas de la región continuaban con su desplome ignorando muchas de ellas intervenciones estatales para darles soporte.

El real brasileño se desvalorizó más de un 4 por ciento en las primeras operaciones, a 2,306 por dólar; mientras que el peso chileno caía más de un 4 por ciento a mínimos en cinco años, de 638,30 unidades por dólar para la compra y 638,80 por dólar para la venta.

Mientras que el peso mexicano llegó a perder casi un 8 por ciento, a 13,6 pesos por dólar.

En medio del escape de acciones y monedas, los diferenciales de la deuda emergente se ampliaban en 64 puntos básicos a 610 unidades frente a los bonos del Tesoro estadounidense, tocando su nivel más alto desde abril del 2003.

Los activos de todos los mercados emergentes enfrentaban una fuerte corriente vendedora en medio de una marcada aversión a los activos de riesgo producto de la crisis financiera global.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?