| 7/14/2008 12:00:00 AM

Mercado financiero aumentó su pronóstico de inflación para Brasil a 6,5% para el año

BRASILIA - El mercado financiero de Brasil elevó nuevamente su pronóstico para la inflación en el 2008, colocando su previsión en el techo de la meta fijada por el Gobierno, mostró el lunes un sondeo del Banco Central.

El sondeo semanal Focus, que la autoridad monetaria brasileña elabora con consultas a un centenar de instituciones financieras, indicó que los analistas esperan que la inflación minorista llegue a 6,48 por ciento este año, ante un pronóstico de 6,40 por ciento la semana pasada.

El Gobierno tiene una meta de inflación medida por el referencial Indice de Precios al Consumidor Amplio (IPCA) de 4,5 por ciento con dos puntos porcentuales de tolerancia sobre o debajo de ese porcentaje.

Para el 2009, los analistas dijeron que esperan una variación del IPCA de un 5 por ciento, ante un pronóstico de 4,91 por ciento la semana pasada.

La semana pasada, el presidente del Banco Central de Brasil, Henrique Meirelles, dijo que la autoridad monetaria hará todo lo necesario para que la inflación vuelva a situarse en torno al centro de la meta oficial en el 2009.

El mercado, en tanto, prevé que la tasa de interés referencial Selic llegue a fin de año a 14,25 por ciento, sin variaciones respecto a la estimación de la semana pasada.

Para fin del 2009, la previsión sobre la Selic se mantuvo en 13,5 por ciento. Actualmente la Selic está en 12,25 por ciento anual.

Las proyecciones para la tasa de crecimiento de la economía brasileña no fueron alteradas respecto a la semana pasada. El mercado prevé una expansión del Producto Interno Bruto (PIB) del 4,80 por ciento este año y del 4 por ciento en el 2009.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?