| 8/23/2007 12:00:00 AM

Menos reclamos por seguro de desempleo en EEUU

Menos personas solicitaron la semana pasada reclamos de beneficios por seguro de desempleo, indicio de que las empresas no han intentado reducir sus plantillas laborales debido a la crisis en el sector inmobiliario y la contracción del crédito.

WASHINGTON_ El Departamento del Trabajo informó el jueves que las nuevas solicitudes por seguro de desempleo bajaron en 2.000 a 322.000 la semana que concluyó el 18 de agosto. Fue el primer descenso de los reclamos en un mes.

El número total de reclamos fue un poco más elevado que los 320.000 pronosticados por los analistas. No obstante, el nivel de reclamos sugiere que el mercado laboral goza de buena salud pese a los problemas de la vivienda, la contracción del crédito y la agitación en Wall Street en las últimas semanas.

Mientras tanto, el promedio mensual de cuatro semanas sobre el número de reclamos, que elimina las fluctuaciones semanales, aumentó a 317.750 la semana pasada, un incremento de 4.750 frente a la semana anterior. Hace un año, los reclamos eran de 316.750.

El número de personas que siguen recibiendo beneficios por desempleo subió en 16.000 a 2,57 millones en la semana que concluyó el 11 de agosto. Hace un año, la cifra era de 2,48 millones.

Hasta ahora, el mercado laboral ha logrado mantenerse en buena forma pese a los despidos causados por la contracción en la construcción residencial, que persiste desde hace más de un año. El índice de desempleo aumentó al 4,6% en julio, su mayor cifra en seis meses, aunque sigue siendo bajo en comparación a las normas históricas.

Sin embargo, la turbulencia en Wall Street sobre la contracción del crédito aumentó la incertidumbre y podría frenar el crecimiento económico en general, reconoció la semana pasada la Reserva Federal.

AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?